Deporte Internacional

Liverpool conquista su cuarta Supercopa de Europa al vencer a Chelsea en penales

En un vibrante encuentro de principio a fin, el vigente campeón de la UEFA Champions League, Liverpool se impuso al Chelsea en penales por 5-4 tras finalizar 2-2 durante los 120 minutos.

El primer tiempo inició con ocasiones para ambos, pero fueron los dirigidos por Frank Lampard, quien además buscaba su primer título como técnico del Chelsea, los que se apropiaron del dominio del balón y oportunidades de gol.

La verticalidad del flamante fichaje, Christian Pulisic fue bien aprovechada por los blues, que de manera reiterada buscaban abrir el marcador.

Lea También: ¡CASTIGADOS! FIFA sanciona al Manchester City por contrataciones irregulares

Es al minuto 36 cuando una gran “galopada” del estadounidense culmina en una brillante asistencia hacia el francés, Olivier Giroud que adelantó los cartones y ponía a soñar al actual campeón de la Europa League.

El equipo de Jurguen Kloop no tuvo reacción y el primer tiempo dejaba buenas sensaciones al Chelsea para salir a liquidar el encuentro en el segundo tiempo.

El alemán detectó durante el medio tiempo que la poca producción en ataque de los reds se debía a la falta de un referente en el área, por ello decidió introducir a la cancha a su goleador, Roberto Firmino, quien era su pieza faltante en el temido Liverpool que conquistó Europa junto a Mané y Salah.

Lea También: OFICIAL: El Bayern Munich contrata al croata Ivan Perisic

La primera jugada del segundo tiempo culminó en una asistencia de Firmino para Mané que igualaba el partido.

Sí en la primera mitad, el Chelsea tuvo tras las cuerdas al Liverpool, las cosas se tornaron diferentes en la parte complementaria, aunque los azules alcanzaron a tener una que otra jugada peligrosa como el gol en offside del juvenil Mason Mount.

El partido se fue a los tiempos extras y ahí otra gran jugada de Firmino finalizaría con una nueva anotación de Sadio Mané. Pero la alegría duraría poco pues el otro brasileño nacionalizado italiano, Jorginho, empató desde el punto penal.

En la etapa definitiva de los penaltis, los rojos se impusieron tras anotar los cinco penales. Suerte, con la que no corrió el Chelsea pues el joven, Tammy Abraham erró y padece la “maldición del 9” en el “Blue”.

Cabe recordar que esta final quedará para la historia por la tripleta arbitral femenina que la conformó.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7