Nacionales

(VIDEO) ¿Por qué están desapareciendo las niñas en Santa Bárbara?

Una ola de misterio ronda en este sector del occidente de Honduras mientras los padres temen por la seguridad de sus hijas.

¿Hay una red de trata de personas detrás de estos hechos? – Declaraciones del portavoz del MP, Elvin Guzmán.

 

El caso de las tres colegialas de Las Vegas, Santa Bárbara, que permanecieron 10 días desaparecidas y regresaron ayer a sus hogares, tras presuntamente, ser abandonadas por sus captores, no solo eleva la preocupación en los padres de familia, sino que abre el debate si las menores huyeron por su voluntad o si estaban amenazadas.

Lea También: “Dios escuchó nuestros lamentos”: Padre de una de las colegialas rescatadas

Algunos expertos apuntan a que las menores estuvieron en manos de una red de trata de personas que operan en esa zona.

“Se han desplazado equipos a la zona, específicamente en Las Vegas y en el lugar donde las jovencitas manifestaron que se mantenían en una vivienda”, dijo Elvin Guzmán, portavoz del Ministerio Público.

Guzmán indicó que se está indagando en diferentes situaciones para establecer la veracidad de este extremo.

“Hay indicios de jovencitas que son reclutadas en el sector de Santa Bárbara y son enviadas a Guatemala, donde son vendidas en prostíbulos”, acotó.

Mientras unos apuntan que todo se trató de un acto de rebeldía, otros consideran que el caso de estas adolescentes debe ser tomado con seriedad, pues de haber estado en manos criminales, la situación se torna alarmante por los alcances que pueden tener estas organizaciones.

Hay información oculta

Por su parte, el jefe policial de Santa Bárbara, Marlon Miranda, atribuye lo ocurrido a una conducta típica de adolescentes y no al crimen organizado.

Además de señalar que las menores no quieren brindar declaraciones y que hay claras “señales de ocultamiento de información” por parte de ellas.

Lea También: ESTREMECEDOR RELATO: Hablan familiares de estudiante desaparecida en Santa Bárbara

Evaluadas e interrogadas

Tras ser llevadas a una posta policial, Jenny Paola Valladares Cardona, Justa Gabriela Canales Acosta y Leydi Melissa Castro Pavón fueron evaluadas por Medicina Forense para determinar si sufrieron algún tipo de abuso o la ingesta de alucinógenos.

Después, fueron remitidas a la Fiscalía correspondiente para ser interrogadas en presencia de sus padres, donde brindaron información muy escueta y hasta el momento bajo confidencialidad.

Ayer por la tarde, autoridades judiciales ordenaron remitirlas a un centro de internamiento de protección de menores, luego que la Fiscalía de la Niñez, la Adolescencia y la Familia (DINAF) presentara una denuncia por riesgo social.

“Cualquier situación que se dé con una menor de edad, hay una responsabilidad de parte del Estado en buscarla y esclarecer lo que está sucediendo. Porque los menores de edad no son responsables de sus actos”, señalaron representantes de la DINAF.

la señora fazilet