Internacional

Confesiones del guatemalteco acusado de matar a una hondureña y sus dos hijos en EE.UU.

Copa America Ikal

El guatemalteco, Marvin Orellana Escobar, es el principal sospechoso del asesinato de la hondureña Rossibeth Flores Rodríguez de 29 años de edad, así como sus dos hijos, Grecia Daniela Flores Alvarado de 11 años y Ever José Mejía Flores con a penas 5 añitos.

Tras el juicio que se viene desarrollando en contra del presunto responsable, desde que se perpetuó el crimen en el 2019, se revelan testimonios con los que Orellana Escobar argumenta su inocencia.

Lea También: Reprograman juicio de guatemalteco que asesinó a hondureña junto a sus hijos en EEUU

Cabe señalar que, el juicio de Marvin se declaró como nulo en abril del año en curso, para dos de los tres cargos que se le atribuyen. Esto se debió a que, el jurado llegó a la conclusión que si es culpable de la muerte de Rossibeth.

Sin embargo, el tribunal afirmó que las muertes de los menores eran casos “muy separados”, a los cuales no habían pruebas que vincularan a Orellana.

Por otra parte, en uno de los testimonios, el guatemalteco manifestó Flores Rodríguez amenazó que lo “iba a matar porque no le prestó dinero para que pagara parte de lo que debía por su viaje”, esto en relación a las deudas que ella contrajo para poder pasar de manera ilegal junto a sus dos hijos, a los Estados Unidos.

Además, aseguró que “ella dijo que no le iba a dar ninguna satisfacción al padre de los niños, que se los iba a quitar”.

Asimismo, en su defensa relató que en el enfrentamiento que tuvo con la hondureña, ella le mencionó “ya los maté, ahora te voy matar”, en ese momento aseguró que él le quitó el arma y comenzaron a forcejear.

Lea También: Asesinan a una mujer al interior de su negocio de lácteos en Tegucigalpa

En ese sentido, el acusado argumentó que la muerte de Rossibeth fue un accidente y que además fue en defensa propia.

Los abogados defensores señalaron ante el jurado que merecía crédito que el implicado se quedó en la casa luego de lo ocurrido, y fue él mismo quien llamó a la policía para que llegaran a la escena.

Por su parte, el fiscal del condado de Polk, John Sarcone, mediante un comunicado aseveró que volverá proceder en el mencionado caso. “Definitivamente volveremos a juzgar este caso para asegurar justicia para las tres víctimas”.

Cablecolor
El Milagro