Nacionales

Sale a la luz súplica de Fabio Lobo a jueza para que redujera su condena en EE.UU.

La traducción de la sentencia final recibida por hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa cuando lloró pidiendo una rebaja de años

Reconociendo su culpa y manifestando los daños directos que causó a sus familiares, el hijo del expresidente, Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), lloró ante a la jueza del Distrito Sur de Nueva York, Lorna A Schofield, para que rebajara la sentencia definitiva dictada el pasado 5 de septiembre.

Lobo fue condenado a 24 años de cárcel por introducir media tonelada de cocaína a los Estados Unidos valiéndose de las influencias que tenía a su favor al ser hijo del exmandatario Lobo Sosa.

Aquí el parte de la traducción del juicio contra Fabio Lobo:

–JUEZA SCHOFIELD: Gracias. Sr. Lobo, no tiene que hablar, pero si quiere hablar, ahora es su oportunidad.

–SEÑOR RETURETA: ¿Le gustaría que se quedara de pie, su señoría?

–JUEZA SCHOFIELD: Solo él.

–FABIO LOBO: Buenas tardes, su señoría, fiscales, y todos los que están presentes aquí. Te lo agradezco, su señoría, por permitirme decir estas palabras. Quiero pedir disculpas hoy al gobierno de los Estados Unidos por mi error, disculparme con el pueblo de Honduras, con mi madre, y especialmente, con mi padre, quien no ha tenido nada que ver con esto.

Pido disculpas a mis tres hijas y también a mi querida esposa, que han sido afectadas emocionalmente, por mi error. Lo que han vivido día a día no ha sido fácil, en absoluto, con la sociedad señalándolos. Yo debí haber sido un ejemplo para mis hijas, mis hermanas, hermanos y hermanas.

Me arrepiento, señoría, por el error que cometí, y me he declarado culpable, acepté la responsabilidad de haberme acercado y confiado en personas que son malas, peligrosas y con un corazón diabólico. Lo único que buscaban era causarme daño a mí y mi familia para obtener un beneficio para ellos mismos. Yo era vulnerable, a pesar de los consejos que me daba mi padre.

Me afectaron mucho. Y yo solo arrastré a mis padres, también a mi esposa, a hijas y toda mi familia, sin necesidad de hacer esto, ya que yo he tenido todo en mi vida. Dios me ha bendecido, me ha dado muchas oportunidades, como, por ejemplo, ser un hombre profesional. No valoré lo que Dios me ha dado y tampoco medí las consecuencias, el daño que todo esto me ha causado a mí y a mi familia.

Desde el fondo de mi corazón, quiero pedirle a Dios que toque su corazón para que tenga clemencia por mí por el error que yo he asumido que cometí. Yo cometí un error, como humano que soy y están pagando un precio muy alto por mi libertad. La libertad no tiene precio.

Le pido a su señoría que se apiade de mí en la sentencia y le pido disculpas por mi error. Le pido una penalidad mínima para regresar pronto a casa a mis tres hijas, que tienen 5, 13 y 19 años de edad. Necesitan a su padre. Júzgueme a mí, Fabio Lobo, por el error que cometí. En estos tres años que he sido privado de libertad, lejos de mi familia, he sufrido. He reflexionado y me arrepiento de todo lo que ha sucedido.

Gracias, su señoría, le agradezco y espero que Dios toque su corazón.

–JUEZA SHOFIELD: Gracias. ¿Hay alguna razón por la cual la sentencia no debe ser impuesta?

–MANUEL RETURETA: No, su señoría.

–FISCAL BOVE: No, su señoría.

–JUEZA SCHOFIEL: Como ya he indicado, en las directrices en este caso es de 360 ​​meses (30 años), a la prisión de por vida. Bajo la decisión de la Corte Suprema en Estados Unidos contra Booker, esa recomendación es solo uno de los factores que el Tribunal considera. La Corte también debe considerar los factores que se establecen en un estatuto llamado 18 U.S.C., Sección 3553 (a).

Señor Lobo, estos factores incluyen la naturaleza y las circunstancias del delito, su propia historia personal y sus características, la necesidad de que la sentencia refleje la gravedad del delito, promueva el respeto a la ley, proporcione un castigo justo por su delito. También, para permitir la disuasión adecuada a la conducta criminal, y eso significa no solo disuadirlo a usted –no tengo ninguna duda de que si se le da la oportunidad, de ahora en adelante usted llevará una vida de respeto a la ley–, sino también para disuadir a otros, que podrían estar en la situación que usted, y ellos verían cuáles son las consecuencias de las acciones, como las que usted ha cometido.

Además, es importante otro factor, que es evitar disparidades en las sentencias contra otros acusados en situación similar a la de usted e imponer una sentencia que sea suficiente, pero no más allá de lo necesario para lograr estos propósitos.

Lea También: Condena de Fabio Lobo: la más dura entre los 10 extraditables hondureños sentenciados en EE.UU.

Y encuentro que la sentencia que estoy a punto de pronunciar es suficiente, no más de lo necesario para satisfacer los propósitos de las sentencias.

Así que he pensado muy cuidadosamente acerca de la sentencia en su caso y es difícil solo porque la cantidad de tiempo que se recomienda por las directrices es muy grande. Veo que eres un hombre relativamente joven. Tuviste tu vida antes.

Pero tengo que empezar con la ofensa. Usted participó en una conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos, y esto no es solo algo que leí en una acusación o en el sumario del presente reporte. Esto es algo que actualmente he visto sobre una gran cantidad de evidencias, no solo en forma de testimonio, sino también, en forma de grabaciones en cinta y otras pruebas. Así que me siento como en este caso, a diferencia de muchos otros, donde tengo que sentenciar a alguien, en realidad tengo una mejor idea de lo que pasó y cuál fue su participación real.

El hecho más perjudicial en sus antecedentes y en su participación en todo esto es que usted no es como los oficiales de policía que han hecho acuerdos con el gobierno por mucho menos tiempo en la cárcel. Usted era el hijo del presidente en funciones de Honduras, y usted usó sus conexiones, su reputación en su red política para tratar de corromper aún más las conexiones entre narcotraficantes y funcionarios del gobierno hondureño. Y esto incluía, no solo funcionarios de menor rango, como a oficiales de aduanas, militares y oficiales de las fuerzas del orden, sino también a funcionarios de muy alto nivel. En resumen, lo que distingue a su caso, de tantos otros, es que usted facilitó un fuerte apoyo gubernamental a una gran organización de tráfico de drogas para múltiples elementos de la sociedad hondureña, gobierno y usted se enriqueció en el proceso.

Su abogado en una parte de los hechos dijo que usted no se hizo millonario en esta participación que tuvo, pero eso no viene al caso. El punto es realmente qué tanto abusaste de lo que eres y los beneficios y las ventajas que tenías para fomentar este crimen.

Su cálculo sobre las líneas se basa en la distribución de más de 450 kilogramos de cocaína a los Estados Unidos, y por mi cálculo, eso es solo una media tonelada.

Digo solo en comparación con la cantidad que el gobierno ofreció en la audiencia de Fático y en sus documentos de los cuales usted era responsable. Pero, si era de cuatro toneladas, si era media tonelada, el hecho que más pesa en mi mente era el abuso de su posición y el privilegio que usted gozó.

Me referiré ahora a factores más simpáticos. Tienes 46 años. Estás casado. Sé que tienes tres hijas, que son, creo, 17, 12 y 4. Y tu abogado tiene razón. El peso de esto caerá no solo sobre ti, sino sobre ellos. Pero, que es triste, en la consecuencia inevitable del sistema de justicia, es que siempre es así en estos casos. Y esa es una responsabilidad que los acusados ​​asumen cuando cometen estos crímenes.

Lea También: Carlos Hernández: “Aunque los Valle Valle fueron más criminales, Fabio Lobo se valió del poder que tenía”

Como hijo del expresidente de Honduras, usted asistió a las mejores escuelas, estaba bien provisto, como dijiste, tuviste la bendición, y tal vez no apreciabas esas bendiciones. Como un adulto, usted estaba bien preparado. Usted obtuvo un título de abogado; usted trabajó como abogado, un juez de la Corte de menores, un notario, que es una posición importante que requiere la aprobación, creo, de la Corte Suprema de Honduras. Y esta es su primera convicción criminal conocida. Usted vino aquí, como resultado de ese arresto.

Al evaluar todos estos factores, tanto su factores personales, así como el delito en el que participó, no solo es importante, sino inevitable que imponga una sentencia sustancial para promover el respeto a la ley y también para disuadir a otros que pueden disfrutar de los tipos de beneficios que usted tuvo y que ocupan igualmente, posiciones de importancia en sus gobiernos.

Tengo informes sobre sus activos, que usted posee dos vehículos y una granja que estiman cerca de $120,000.

También, tengo documentos sobre el endeudamiento que usted tiene. Tu esposa trabaja como maestra de escuela. Desde tu encarcelamiento, tu padre ha ayudado a mantener a tu familia. No creo que seas una persona que se haya enriquecido participando en estas actividades criminales. Así que eso no es una parte de mi sentencia.

Uno de los objetivos de las directrices para la imposición de penas es tratar a los acusados ​​de la misma manera, y en mi opinión, no son los agentes de policía que su abogado señaló, sino que he intentado averiguar quién podría estar situado de manera similar a la suya.

Así que con ese fin, hice investigaciones con la Comisión de Sentencia de los Estados Unidos sobre los acusados ​​con un perfil de pauta de sentencia similar al que tiene de todo el país. Y lo que aprendí fue que las personas han sido sentenciadas, tanto dentro de las directrices, como fuera de las directrices, y simplemente tomar esos casos, y no son un gran número de ellos, el promedio que vi fue de 24.5 años. Y eso en realidad no está tan lejos de lo que la libertad condicional recomendó el departamento, que era una línea de sentencia de 25 años.

El gobierno, como usted sabe, está recomendando una pauta de referencia para que sea un mínimo de 30 años. El departamento de libertad condicional, como he mencionado, recomienda una sentencia de pauta inferior de 25 años. Y soy consciente, como pienso de todo esto, de imponer una sentencia que no es mayor de lo necesario para cumplir con los propósitos de la sentencia.

Y lo que estoy pensando en primer lugar ahora es la disuasión general, ¿Cuál es el mensaje que debe enviarse a las personas que pueden estar en la situación similar a la suya, y también, a la gravedad de la ofensa en que estaba involucrado y qué es un castigo justo para eso?

Por lo tanto, ponderando todos estos factores, voy a la sentencia que tengo la intención de imponer, pero los abogados tendrán última oportunidad de hacer objeciones legales antes de que sea final.

Por lo tanto, señor Lobo, por favor, ponte de pie.

Después de evaluar los hechos particulares de este caso, el de la Sección 3553 (a), incluyendo la línea de la sentencia, concluyó que una sentencia situada por bajo la línea de sentencia es  justificado, como sigue.

Sr. Lobo, es la sentencia de la Corte que usted esté bajo la custodia de la Oficina de Prisiones por un período de 24 años. Voy a imponer una multa de $50,000 y una liberación supervisada de cinco años.

Las condiciones estándar de la liberación supervisada se aplicarán.

Adicionalmente, estará sujeto a las siguientes condiciones obligatorias:

En primer lugar, no debe cometer otro delito local.

No debe poseer ilegalmente una sustancia controlada.

Usted no debe poseer un arma de fuego o dispositivo destructivo.

Si usted está en este país, estará sujeto a prueba de drogas obligatoria y usted cooperará en la colección de su ADN.

También debe cumplir con las siguientes condiciones especiales:

Solo voy a imponer uno porque supongo, puesto que usted fue traído aquí voluntariamente, usted será deportado tan pronto cuando salga de la cárcel. Así que la condición especial es que obedecerá la ley de inmigración de los Estados Unidos y cumplir con las directivas de las autoridades de inmigración.

Estoy obligada a imponer una valoración especial de $100 que será debida acreditada.

¿Conoce alguno de los consejos jurídicos por qué razón la sentencia no debe ser impuesta como se indica?

–FISCAL BOVE: No, su señoría.

–MANUEL RETURETA: No, su señoría.

–JUEZA SCHOFIELD: Se impone la sentencia tal como se indica. He oído la solicitud del Sr. Retureta para una que recomendó que el Sr. Lobo de se alojara en una instalación tan cerca, Orlando si es posible para facilitar las visitas de su familia.

Mi ayudante me recuerda que usted pidió específicamente a FCI Coleman. Yo no estaba familiarizado con él. Él me dice ahora que lo es, por lo que haré esa recomendación específica y veré si lo siguen.

¿Hay cuentas abiertas que necesitan ser rechazadas?

–FISCAL BOVE: No, su señoría.

–JUEZA SCHOFIELD: Usted puede tener el derecho de apelar su convicción y su condena. Si no puede pagar el costo de una apelación, usted solicita permiso para apelar en forma pauperis. La apelación debe presentarse dentro de los 14 días, el juicio de convicción.

Quería decir solo una breve palabra a su familia.

¿Me entenderán o tendré el traductor?

¿traducir?

–MANUEL RETURETA: La señora Lobo no entiende inglés. Puedo preguntar si se sentiría más cómoda con los auriculares

—JUEZA SCHOFIELD: Solo puedo traducir al traductor en un tribunal abierto.

Sra. Lobo, quería dirigirme a usted y a otros familiares y amigos que pueden estar aquí para apoyarle y al Sr. Lobo.

¿Quieres hablar en voz alta?

–INTÉRPRETE: ¿Puede preguntar el intérprete?

–JUEZA SCHOFIELD: Solo habla en voz alta.

–INTÉRPRETE: Adelante, su señoría.

–EL INTÉRPRETE: Adelante, señoría.

–JUEZA SCHOFIELD: Lo que dije fue, Sra. Lobo, quise dirigirme a usted y a otros familiares y amigos que están aquí para darle apoyo a usted y al Sr. Lobo.

Siento mucho que esta desgracia le haya sucedido, y también siento mucho ser parte de ella. Pero espero que comprendan que el problema de las drogas en este país ha sido un terrible flagelo para tantas personas y es la obligación de muchos de nosotros, en este tribunal, de mantener y hacer cumplir las leyes de drogas y tratar de crear un efecto disuasorio para desalentar personas que participarían en el tráfico de drogas, y es realmente de lo que se trata todo esto.

Sé que no es mucho consuelo para usted, pero lo que me gustaría decir es que su esposo, el señor Lobo, necesitará su amor y apoyo y el de su familia y amigos en los próximos años, y espero que lo haga, ser capaz de darle eso, porque cometió un terrible error, ahora tiene que pagar por el terrible error, pero no creo que sea un mal hombre. Así que les deseo la mejor de las suertes. Lamento que estés aquí bajo estas circunstancias.

DATO:

Más de un mes ha transcurrido desde que Fabio Lobo recibió la condena definitiva y hace un par de días se confirmó que el señalado fue trasladado a una prisión interina en Oklahoma, recinto que tiene la condición de albergar reos mientras son llevados al lugar donde cumplirán toda la pena imputada.

Lea También: Trasciende traslado de Fabio Lobo a prisión de Oklahoma

 

Encuesta

Publicidad