Deporte Internacional

Levante hunde más el proyecto de Julen Lopetegui

Cablecolor

El Real Madrid no levanta cabeza y perdió como local ante un rival de menos peso dos goles por uno.

El segundo triunfo de la historia de un Levante sobrado de personalidad en el Santiago Bernabéu sentenció a Julen Lopetegui como jefe de un Real Madrid en depresión, que superó las ocho horas sin marcar hasta que lo hizo Marcelo y en caída libre tras cinco partidos sin ganar y tres derrotas consecutivas.

Sigue la crisis del Real Madrid esta temporada.

Sin gol. Gafado en los últimos metros con tres remates a los postes y dos goles anulados. Descompuesto tácticamente y con jugadores lejos de su mejor estado físico. El Real Madrid de Lopetegui tocó fondo ante un gran Levante que sacó provecho de la crisis de su rival y sumó su tercer triunfo consecutivo para asomar por la zona noble de la clasificación.

El Levante sorprendió al mundo con su victoria en la capital madrileña.

La crisis del Real Madrid pone al borde del despido a un Lopetegui que se desespera en su zona técnica viendo la falta de reacción de sus jugadores. Tan sobrados de voluntad como faltos de acierto. Con la suerte dándoles la espalda y frágiles ante cualquier planteamiento rival.

Un partido de frenopático al que no le faltó de nada. El descaro del Levante se alió con el nerviosismo defensivo madridista. La intrascendencia de Courtois o la de Marco Asensio en un equipo partido en dos, cuando lo tumbaron con golpes de buen fútbol. El gafe en el remate alcanzó las ocho horas sin gol por las paradas salvadoras de Oier. Y, por si fuera poco, el VAR sumándose a la locura.

Lopetegui intentó hacer los cambios, pero no funcionaron.

La sombra de la destitución de Lopetegui planeó por el Bernabéu en cuanto se torcieron las cosas. La emoción del homenaje al delegado Herrerín y el ímpetu blanco inicial quedó en la nada cuando apareció la figura del ‘comandante’ Morales. Un Levante valiente, con tres atrás, cinco en el centro del campo para mandar y mordiendo con presión arriba, encontró el premio rápido gracias a un desacertado Varane.

Lea También: Alavés es el sorprendente líder de LaLiga Santander Española

Con poco se daña a un equipo que atraviesa un bache profundo. Un balón largo a espalda de la defensa sirvió para sorprender a Varane, sin la marca del punta, reaccionando tarde y dejando autopista a Morales que no perdonó. Las buenas intenciones de un inicio fuerte se desvanecían en seis minutos y solo cinco más tarde se mascaba la tragedia en el coliseo de la Castellana.

Marcelo logró el único gol del partido para el Real Madrid.

La impotencia provocaba que el Real Madrid se partiese.Jugadores recién recuperados de sus lesiones como Isco se descolgaban, Asensio no ayudaba atrás y muchos se quedaban arriba. El descontrol hartó al madridismo, atónito cuando Rochina marcaba el tercero antes de que el VAR lo anulase por fuera de juego. La pitada del curso llegaba al descanso.

El Real Madrid pedía un líder a gritos y la reacción de Lopetegui fue recurrir a Bale, forzar al galés renunciando a un defensa como Odriozola. Lucas haría de carrilero en un encuentro que ya se desarrollaría en terreno del Levante. No surtió efecto y a la hora agotó cambios. Isco asfixiado y Asensio en crisis fuera para que la entrada de Ceballos y Benzema aumentase la presencia en área rival.

Poco o nada sirvió el esfuerzo del técnico y los recambios que realizó, porque el conjunto merengue sigue como un barco sin capitán. Un caparazón de lo que alguna vez fue un tricampeón de Europa.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras