Internacional

JUSTICIA ESTADOUNIDENSE suspende veto migratorio de Trump

Boxi

El decreto migratorio que prohibía la entrada de ciudadanos de 7 países árabes a Estados Unidos continuará suspendido.

La Justicia de los Estados Unidos ha vuelto a determinar que el veto migratorio impulsado por el Gobierno de Donald Trump contra países de origen musulmanes es anticonstitucional. El Tribunal de Apelaciones del cuarto distrito del país bloqueó nuevamente este decreto emitido en enero. La Orden Ejecutiva en cuestión prohibía la entrada al país por 90 días a ciudadanos provenientes de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos esos países de mayoría musulmana. De igual forma, la orden suspendía el programa de acogida de refugiados para un plazo de 120 días.

Una vez conocido el fallo, el Departamento de Justicia anunció que lo recurrirá ante el Tribunal Supremo, donde los conservadores tienen mayoría de jueces por 5 a 4 desde hace algunas semanas. “La orden ejecutiva del presidente Trump está bien dentro de su autoridad legal para mantener segura la nación”, explicó Jeff Sessions, fiscal general del gigante del norte.

La orden ejecutiva es un ejercicio constitucional del deber del presidente de proteger del terrorismo a nuestras comunidades“, prosigue el fiscal en un comunicado. “El presidente no está requerido a admitir a gente de países que patrocinan o acogen terrorismo hasta que él determine que pueden ser analizados de forma apropiada y que no suponen un riesgo de seguridad a Estados Unidos”.

Lea También: INMIGRANTES RESPIRAN, Trump recibe otro “NO” como respuesta

Otro tribunal de apelaciones de San Francisco, con tendencias progresistas que contrastan directamente con las conservadoras del de Virgina (el que dictó este fallo en cuestión), deberá debatir  dicho recurso de la Casa Blanca. Con todo, será el Supremo el que tenga la última palabra en el pleito, que para Trump es una cuestión de honor pues fue una de las grandes promesas de su campaña electoral.

El asunto está relacionado al segundo decreto migratorio que firmó el presidente a principios de año, en el mes de marzo. El documento era prácticamente un calco del firmado el 27 de enero, con la única gran diferencia que esta nueva edición no incluía a Irak entre los países afectados. , especialmente en los aeropuertos, y las autoridades judiciales federales lo suspendieron apenas un par de horas después de haber sido firmado.

10 de los 13 jueces del tribunal de Virginia votaron a favor de la suspensión de este decreto. No obstante, los abogados del Gobierno aseguran que esta orden ejecutiva se firmó por motivos de seguridad y no de discriminación religiosa, como aseguran los magistrados. No obstante, al igual que los demás tribunales que han dado seguimiento a esta carpeta, sus propias palabras siguen siendo la condena del presidente. Durante su campaña, como ejemplo, el empresario llegó a asegurar que cerraría por completo la entrada de los musulmanes a su país. Aquellas aseveraciones son ahora los pretextos a los que se sujetan los jueces.

Las  medidas anti inmigratorias de Trump han sido calificadas por todos los sectores de la sociedad como discriminadoras. Los países incluidos en las listas se lo han tomado personal e incluso Irán llegó a prohibir el ingreso a ciudadanos estadounidenses como respuesta a la Casa Blanca. Las grandes derrotas del presidente han venido precisamente por estos frentes, mas él no ha dado pistas de querer retroceder aun al precio de seguir comprometiendo su poder como jefe de Estado.

Lea También: Nuevo decreto migratorio de Trump es bloqueado por Hawái y Maryland
Internet cable color
Abracemos a honduras