Deporte Internacional

El Mundial murió para América en la Arena Kazán

Brasil cayó derrota dos goles por uno ante una acertada Bélgica que jugó su mejor fútbol en la primera mitad.

El continente americano sufrió un nuevo descalabro en las Copas del Mundo. En esta ocasión Brasil no pudo pasar de los cuartos de final y sucumbió ante una sorpresiva selección belga que confirma ser favorito para llevarse su primer título en estas competencias.

Bélgica clasificó a las semifinales con su victoria sobre Brasil.

Roberto Martínez realizó dos cambios pocos usuales a su oncena titular y le ganó la partida desde el banquillo a un confiado “Tite”. El ingreso de Fellaini y  Chadli reforzaron una zona medular que no dejó crear fútbol a los talentosos mediocampistas brasileños.

Eden Hazard volvió a ser el líder de Bélgica en los cuartos de final.

El primer gol del compromiso fue una desafortunada jugada para el conjunto suramericano. Un tiro de esquina por la izquierda fue conectado por el contención Fernandinho a los 13 minutos en su propio arco y comenzó la debacle para el cinco veces campeón del mundo.

Kevin de Bruyne fue el verdugo brasileño en Rusia 2018.

Los constantes ataques de Brasil no fueron suficientes para derrotar el arco defendido por Courtouis. El espigado arquero mantuvo su meta a cero al medio tiempo y fue pieza clave para la inminente victoria europea.

Lea También: La calidad francesa vence a la garra charrúa en cuartos de final

A los 31 minutos, Kevin de Bruyne recibió un gran pase de Lukaku y frente al arco envió un cañonazo imposible para Allison Becker que se lanzó solo para adornar la espectacular jugada del mediocampista del Manchester City.

El Mundial murió con la derrota de la última selección en esta justa mundialista.

En el complemento la verdeamarella mejoró con los ingresos de Douglas Costa, Firminho y Renato Augusto. Este último puso el descuento de cabeza para ponerle drama al compromiso pero no fue suficiente para provocar el alargue.

Desde el Mundial del 2006, solamente una selección americana se ha podido colar hasta la gran final del torneo. Argentina lo hizo en Brasil 2014, pero cayó derrotado a manos de Alemania. En esta ocasión Europa confirmará a su cuarto campeón de manera consecutiva, un hecho que debe poner a las demás selecciones a pensar sobre el futuro.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7