coronavirus
Sucesos Titulares

ALARMA POR INSEGURIDAD EN LA UNAH, estudiantes reportan asaltos diarios a mano armada

estudiantes

Con armas de fuego o con puñal, en los edificios, en los baños, o incluso hasta en las aulas de Ciudad Universitaria, los estudiantes son víctimas de la delincuencia.

En los últimos días las denuncias a través de las redes sociales se han intensificado, los relatos aterradores son muchos, y dejan entrever la poca seguridad que existe en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

estudiantes

Lea También: GALERÍA| Rostros de las mujeres asesinadas durante los últimos días

Uno de los casos más impactantes, ocurrió ayer cuando un sujeto entró a un aula de clases, solicitó permiso al catedrático, como lo suelen hacer vendedores de golosinas, y sacó un arma y pidió los teléfonos.

Lea También: LAMENTABLE | Acribillan joven de tan solo 14 años en Choloma

De igual forma, los universitarios han cuestionado que los agentes de seguridad privada ya no tienen control de la entrada de personas al campus, ya que antes requerían del carné estudiantil para dar paso.


Repudio en redes con relato de universitaria que fue asaltada y abusada en bus Carrizal-Sosa

Son muchas las mujeres que viven experiencias aberrantes al ser víctimas de acosos o abusos sexuales de parte de depravados, que generalmente buscan víctimas jóvenes, tal es el caso de una universitaria que vivió una pesadilla al dirigirse a la máxima casa de estudios.

En los últimos días el relato anónimo de una joven universitaria, difundido por uno de sus amigos a través de las redes sociales, ha provocado indignación y repudio en la población.

Lea También: Alcalde mató a su joven pareja después de salir de la iglesia

Según contó su amigo, estudiante de periodismo, la joven no solo fue víctima de un asalto, también fue ultrajada sexualmente por parte de un delincuente que aseguraba ser miembro de la asociación criminal MS 13.

RELATO:

“Un día normal a eso de la 1 PM me dirigía en un rapidito de Carrizal – Sosa para ir a mi primera clase a la UNAH, los primeros asientos de este rapidito venían llenos, por lo cual me senté atrás de una pareja. En el metro mall se subió un tipo y se sentó a mi par, era de estatura baja, trigueño, vestía una gorra plana, pantalón y camisa chola.

En cuanto se sentó a mi par me dió una mala vibra pero para entonces ya era muy tarde, éste tipo ya me había abrazado muy fuerte y me había puesto una navaja a mí costado. Me pidió mi celular y el dinero a lo cual no puse resistencia y entregué todo lo que tenía. ¡Pensé que lo peor ya había pasado y que él se bajaría porque total ya tenía mis pertenencias!

Ese día usaba una camisa manga larga, dijo que descubriera mis brazos y estómago para ver si tenía tatuajes, iba alardeando que pertenecía a la Mara Salvatrucha (MS – 13) y qué querían acabar con personas que tenían tatuajes; le dije que era una persona que asistía a la iglesia y qué por favor no me hiciera daño.

Dijo que me bajaría en cierto lugar para hacerme lo que yo ya imaginaba, le supliqué que me dejara tranquila pero empezó a tocar mis partes genitales por debajo de mi pantalón, solo escuchaba su voz insultándome diciendo que abriera las piernas, con la otra mano siempre tenía el puñal puesto en mí costado, pensé que esa pesadilla no acabaría, me decía que agachara mi cabeza y qué no viera a nadie.

Se subieron más estudiantes al bus y estoy segura que vieron lo que éste tipo me iba haciendo pero solo ignoraron la situación. Le rogué que me dejará bajar del bus, a lo cual antes de llegar a la UNAH me dijo que le diera mi carnet o mi identidad, por suerte no los llevaba. Dijo que me estarían vigilando, que en la universidad habían más tipos como él y que a la próxima que me viera me perseguiría y me mataría.

Bajé del bus casi sin poder caminar, mis piernas temblaban del miedo, al subir el puente me acerqué a una chica y le dije si podía irme con ella que acababan de asaltarme, ella muy atenta dijo que sí, le conté lo que me había sucedido y se ofreció a llevarme hasta el edificio al que tenía clases. Me abrazó muy fuerte y le dije gracias por ayudarme.

Muchos antipáticos que supieron lo que me pasó básicamente me juzgaron que era mi culpa por no haberme cambiado de asiento, cuando la agredida había sido yo, la víctima era yo.

Yo solo iba a estudiar, no vestía corto ni escotado simplemente fuí una víctima más, ahora no salgo sola, me van a dejar y a traer a la universidad, he tenido que cancelar clases para no salir tan tarde. Todavía siento que me persiguen, le temo a todos los hombres con las mismas características de ese tipo. Mi única culpa ese día fue ser mujer, ha sido tan traumático que cuando un hombre entra a pedir dinero al aula me da un ataque de pánico y lo único que pienso es que vienen por mí, uno de mis compañeros pudo notar mis nervios y trataba de calmarme”.

También ha sido cuestionada la indiferencia de las personas que se transportaban en el bus, ya que varios tenían conocimiento de lo que estaba pasando y no actuaron en defensa de la víctima.

 Lea También: ¡IMPERDONABLE! Niña de 9 años es hospitalizada tras violación de su padrastro

El joven Kevin Contreras, quien compartió la historia, aseguró que porta un pañuelo verde en su mochila, símbolo de algunas feministas, para que, cuando jóvenes se sientan Intimidadas o en riesgo se acerquen a él y así acompañarlas, evitando este tipo de acontecimientos.

Etiquetas

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

coronavirus
la señora fazilet

GRAN ESTRENO