Internacional

Inteligencia rusa pagó anuncios en Youtube y Gmail durante elecciones de EE.UU.

Según información reportada por The Washington Post este lunes, Google descubrió que agentes rusos gastaron decenas de miles de dólares en anuncios publicitarios en YouTube, Gmail y en otros productos en internet, durante las pasadas elecciones de Estados Unidos (EE. UU.).

La nueva investigación de Google señala que estos anuncios no fueron pagados por la misma fuente del Kremlin que compró anuncios en Facebook, lo que indica que varias entidades podrían compartir la responsabilidad en el esfuerzo ruso para influir en los comicios norteamericanos.

Esta investigación fue resultado presiones por parte del Congreso de EE.UU. con el fin de identificar hasta qué punto los rusos usaron las redes sociales y compraron anuncios en plataformas de Internet. El gigante tecnológico mantiene una serie de reglas para la publicidad en sus sitios, como algunas en materia política.

Recién terminadas las lecciones en EE. UU, se habló de la posibilidad de intervención rusa.

“Tenemos un conjunto de políticas de anuncios muy estrictas, incluyendo límites a la orientación política de anuncios y prohibiciones de segmentación basadas en la raza y la religión. Estamos profundizando para investigar los intentos de abusar de nuestros sistemas, trabajar con investigadores y otras compañías y ofrecer asistencia a las investigaciones en curso”, dijo un portavoz de Google.

En días pasados, tanto Twitter como Facebook han informado que Rusia compró avisos publicitarios y tenía cuentas en sus plataformas.

En el caso de Facebook, no fueron solamente anuncios en su sitio, sino la propagación de historias falsas (fake news) que aparecieron en la página principal de la red social. Ante los que Facebook defendió el uso de los algoritmos de aparición en la página y describiendo el problema de noticias falsas, como más grande y complicado que han enfrentado hasta el momento.

Los responsables de Google están citados el primero de noviembre próximo ante el Congreso norteamericano,  paraq que declaren sobre esta situación.

 

Encuesta