Nacionales

(Video) ¡CERRADO! El centro penal de San Pedro Sula ya es historia        

La hija del E. jetstereo UCP Ficohsa Partido

El mismo presidente Juan Orlando Hernández dirigió la inspección y cierre de la cárcel del horror.

Un recorrido por el ya clausurado centro penal sampedrano. Solo quedan ruinas, podredumbre y décadas de historia donde reinó el crimen.

 

Con un enorme letrero de CERRADO puesto en el portón, el centro penal de San Pedro Sula pasó a ser historia, una de terror que millones de hondureños y especialmente los sampedranos, quieren olvidar.

Este 14 de octubre de 2017 representa una fecha histórica para el país, algo con lo que muchos soñaron y quizá nunca imaginaron que sus ojos alcanzarían a ver: la cárcel ubicada en el corazón de la Gran Ciudad, cerró sus puertas para siempre, trayendo algo de paz y esperanza a la ciudadanía.

Lea También: (Video) ÚLTIMO TRASLADO: Vacían el penal sampedrano

En un acto que inició a las 9:30 a.m. de este sábado, el presidente de la república Juan Orlando Hernández, jefes policiales y militares, autoridades municipales, representantes de sociedad civil y medios de comunicación, participaron en la inspección de las antiguas instalaciones y en la ceremonia de clausura, donde el mandatario ofreció un discurso.

“Hemos podido ver, después de las inspecciones, lo sofisticado de las construcciones internas, caletas con censores, con uso de electricidad y hasta hidráulicos (…) Todo esto refleja la apatía, la desidia y la colusión de las autoridades para permitir estas cosas”, señaló.

“Cuando se es servidor público se debe tener siempre presente si lo que se hace es justo para la gran mayoría del pueblo hondureño”, añadió Hernández.

Hoy, el recinto que funcionaba como guarida de criminales de alto perfil y donde jefes de maras y pandillas vivían a sus anchas y prácticamente gobernaban y crearon un imperio, pasó a ser solo ruinas y escombros.

El presidente lamentó que en este lugar se gestaran “matanzas, amotinamientos, tiroteos, enfrentamientos, planificaciones para llevar a cabo los actos más grotescos”, que afectaron grandemente a San Pedro Sula, a la región y al país en general.

Lea También: CÁRCEL DE MÁXIMA SEGURIDAD: El Pozo número tres ¿ayudará a disminuir los homicidios?

La etapa final de la Operación Arpía se ejecutó ayer con el traslado a la cárcel de El Porvenir de los últimos 941 privados de libertad que quedaban en este lugar.

Ahora estos reclusos y los miles que fueron llevados a El Pozo y La Tolva, ya no gozarán de los privilegios, comodidades, lujos y el poder, que tenían en esta cárcel y que era permitido por negligencia y corrupción en las autoridades penitenciarias.

Imágenes del cierre del centro penal

IP CC IK poder del amor