Internacional

FIFAgate vuelve a escena este lunes

tendencia Fiestas Patrias poder del amor Ikal

Este lunes arranca el juicio de los únicos tres jerarcas de la FIFA detenidos en Estados Unidos que insisten en ser inocentes.

Se trata del ex jefe del fútbol brasileño José Maria Marín, uno de los arrestados en el hotel de Zúrich, el ex jefe del fútbol peruano Manuel Burga y el paraguayo Juan Ángel Napout, ex presidente de la Conmebol y ex vicepresidente de la FIFA.

Dos años y medio después de ese 27 de mayo de 2015, el juicio arrancará en New York, pues la justicia estadounidense fue la que destapó el cáncer de la corrupción en la FIFA.

Pero solo tres acusados irán a juicio en Estados Unidos, en un proceso complejo que durará semanas o meses y en el cual la fiscalía presentará 350.000 páginas de documentos como evidencia y decenas de testigos.

Un jurado popular decidirá su suerte. Si son hallados culpables, la jueza Pamela Chen, que lleva el caso, puede sentenciarlos a hasta 20 años de cárcel. Sus abogados no quisieron hacer declaraciones antes del inicio del proceso.

Un modo de operar en la FIFA

Los números impresionan: 42 jerarcas del fútbol y empresarios de las Américas y tres empresas fueron inculpados por la justicia estadounidense en una acusación de 236 páginas que describe 92 delitos en 15 esquemas de corrupción por más de 200 millones de dólares en un cuarto de siglo.

“Esto era generalizado, a través de países, a través de federaciones. ¡Este era un estilo de vida!”, dijo una de las fiscales a cargo del caso, Kristin Mace, en abril.

Resultado de imagen para fifa gate

Los acusados otorgaban o recibían contratos de televisación y marketing de partidos clasificatorios para las Copas del Mundo a cambio de coimas que eran pagadas en maletas llenas de billetes o a través de complicados esquemas bancarios.

Ahora enfrentan cargos por asociación para delinquir, fraude bancario, lavado de dinero y crimen organizado, entre otros delitos.

Eduardo Li espera

El ex presidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, asumió su responsabilidad el 7 de octubre de 2016.

Li enfrenta cargos de conspiración de crimen organizado, participación en un esquema de fraude electrónico y conspiración en fraude electrónico.

El ex jerarca del fútbol costarricense aceptó haber recibido sobornos para ceder derechos de transmisión de la Copa del Mundo de Qatar 2022.

“Yo acepté recibir un soborno por $500.000 (¢280 millones) y de hecho recibí $300.000 (¢168 millones) por este contrato”, expresó el tico en una audiencia.

Li reconoció haber tomado 90 mil dólares que eran parte de la organización del Mundial Femenino Sub 17, que se realizó en nuestro país en el 2014.

Actualmente Li tiene un régimen de casa por cárcel y reside en Florida, en donde también tiene un toque de queda y debe utilizar una tobillera. Se mantiene a la espera del juicio.

Resultado de imagen para Eduardo Li zurich

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro