coronavirus
Nacionales

Está en manos del Congreso ponerle dientes a la MACCIH

coronavirus

 

El día de ayer se presentó una ley diseñada para desarticular las redes criminales y corruptas que han operado y lo siguen haciendo en nuestro país

 

Luego de tres meses, la ley diseñada por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras de la OEA (MACClH-OEA) para combatir el crimen organizado en los diferentes estratos sociales, fue presentada para su discusión en el Congreso Nacional.

Ahora está en manos de los diputados su aprobación y de esta forma “armar” a la MACClH con los dientes que necesita para poder empezar a realizar la misión para la cual fue enviada a nuestro país.

Se trata de la “Ley de Colaboración Eficaz”, la cual permitirá la desarticulación de redes criminales y llegar a los líderes o cerebros de dichas organizaciones.

De acuerdo a la información proporcionada anoche, la Ley es una propuesta que busca desarticular organizaciones criminales y lograr que no operen más, encerrando y condenando a sus integrantes y quitándoles su fuente de poder: el dinero y demás bienes obtenidos por su ilícita actividad.

La misma funciona para todo fenómeno criminal como narcotráfico, lavado de activos, extorsión, terrorismo, trata de personas, tráfico de armas, entre otros delitos de alto impacto social que se contemplan en la iniciativa, así como delitos de corrupción.

Los países que tienen éxito en combatir los fenómenos criminales usan esta herramienta para poder llegar a todos los integrantes de la organización y especialmente a los cabecillas.

“Esta es una iniciativa que trabajó la MACCIH-OEA con el Ministerio Público bajo el apoyo decidido del fiscal general Óscar Chinchilla, presentando el proyecto al Poder Ejecutivo el pasado mes de diciembre. Debe recordarse que los miembros del Frente Parlamentario de Apoyo a la MACCIH, han preparado una iniciativa muy similar”, indica otro párrafo del comunicado difundido anoche.

La responsabilidad hoy es de los diputados. El vocero de la MACCIH apuntó en su cuenta de Twitter: “esperamos una respuesta contundente de todas las bancadas para su aprobación”.

Según el vocero de la Misión de la OEA, Juan Jiménez Mayor, la normativa es una herramienta muy importante para el combate a la corrupción y al crimen organizado y es similar a un marco jurídico mediante el cual se ha comenzado a hacer justicia en Brasil a través del famoso caso de la “Operación Lava Jato”.

De aprobarse la ley, en Honduras, se sabrá quién da las órdenes y quién está detrás de estas organizaciones y quiénes las conforman y de esa manera se podría llegar a las cúpulas corruptas y criminales.

Hablar para reducir sentencias

La normativa permite que personas ligadas a delitos y están detenidas o están siendo investigadas pueden proporcionar información y aportar pruebas concretas sobre quiénes son los que lideran las bandas delictivas, permitiendo con ello dar paso a una investigación más precisa, capturando, judicializando tales hechos y castigando de manera terminante a los autores intelectuales. En tanto por la información, los cooperadores podrán recibir a lo menos una reducción en sus condenas.

Esta ley ha sido de vital importancia en distintos países para hacer frente a una serie de delitos que se mantenían en la impunidad ya sean de reciente o de pasada ocurrencia, el éxito obtenido ha sido el castigo pleno a los infractores de la ley no importando de quién se trate.

Es de esperar que en el corto plazo sea aprobada por consenso en el Congreso Nacional, ese es el comportamiento que se espera realicen los diputados, porque como representantes del pueblo escogidos en las urnas se deben al conglomerado nacional que exige castigo a los que comprometen la estabilidad de la nación.

“Es una ley muy poderosa, es una ley de delatores para entregar información y desarticular redes e impedir que se sigan cometiendo delitos”, agregó Jiménez Mayor, quien reconoció que en Honduras ya existe la “ley de asociación ilícita”, pero que limita su accionar porque deja por fuera los casos de corrupción.

La ley de colaboración eficaz es parte del nuevo diseño institucional que se requiere en Honduras y que ya comenzó a estructurarse con la nueva jurisdicción con competencia nacional y la ley de financiamiento de las campañas y partidos políticos, acotó Jiménez Mayor.

Amplió que el diseño de la nueva institucionalidad contempla además la reforma de la Ley de Secretos Oficiales y Desclasificación de Documentos Públicos, que la MACCIH ha urgido al Poder Legislativo.

Abracemos a honduras
Animales y su significado
coronavirus