Vida

El exceso de estrés y la intolerancia se empoderan de los hondureños

Desde ya hace varios años se observa como la acumulación excesiva del estrés, así como la intolerancia, se han apoderado de la humanidad de los hondureños hasta el punto de poner en riesgo la vida por razones absurdas.

Unos lo consideran normal, cuando en un país donde impera la delincuencia, el desempleo, y la mala situación económica ponen a la gente “mecha corta”, como suele escucharse en el coloquio.

A expertos en psicología les preocupa cuando los hondureños llegan a tocar hasta las últimas circunstancias, a raíz de la falta de autocontrol.

Asimismo destacan que los altos níveles de criminalidad pueden influir de una u otra forma en el actuar de los ciudadanía, pues es cotidiano ver muertos en los medios de comunicación.

Estas situaciones además de aumentar el estrés, destrozan los nervios y ahí es cuando se da por perdida la salud mental ocasionando una mayor depresión.

Es comun ver actos de violencia que  inician como discusiones y finalizan con debacles desastrosas que enlutan a varias familias.

El estar estresado se convierte en un arma bastante “filuda”, pues en un abrir y cerrar de ojos logra generar reacciones incoherentes, ya que el cuerpo comienza a actuar por impulso más que por gusto.

CASOS DE IMPACTO

Pelea a machetazos

 

Uno de ellos es el conflicto que acaeció la semana pasada en Siguatepeque cuando dos pobladores iniciaron una batalla sin razón aparente en el centro de la ciudad, en la cual se propinaron duros “machetazos” que les provocaron lesiones de gravedad y desangramientos que por fortuna no les causaron la muerte.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp

Sorteo de Boletos

El Puma

Premier

Desastre en paris
Desastre en paris