Politica

Cuando los políticos lavan sus “trapos sucios” ante la opinión pública

Así es como a menudo el pueblo ha escuchado algunas frases que aunque no son constructivas en forma alguna, como tampoco esperanzadoras de prosperidad, sí resultan entretenidas y a menudo, divertidas.

Un caso puede ser lo expresado por Salvador Nasralla hace algunos días. “A mi no se me quema la miel por ser presidente”, declaración que llegó en respuesta a las críticas por su forma expresar sus pensamientos, aunque a veces suenen como sin meditación.

Quizá una de las más fuertes vino de la aspirante presidencial por el PAC, Marlene Alvarenga, quien al referirse a su archienemigo, relación que trasciende lo político, para alcanzar el campo personal; se expresó así. “Quiero  desmentir a la loca o la señora Nasralla… perdón, al señor Nasralla, porque una vez más miente al decir que no miente ni le falta el respeto a las mujeres”.

Nasralla cuando a “la esposa del cachiro”.

Días después su contrincante no resultó condescendiente y de igual forma atacó fuerte a la presidenciable del PAC. “Lo que diga la esposa del Cachiro me tiene sin cuidado”, expresó Nasralla, referencia que ha sido reiterativa. Pues en otra ocasión dijo, “A la nacionalista Marlene Alvarenga, casada con un Cachiro, nunca le levanté la mano, nunca le levanté la voz”.

En este recuento entra el coordinador general de la Alianza de Oposición, Manuel Zelaya, quien durante un acto proselitista aseguró que durante el día la expresión del pueblo en las urnas será “JOH, es pa’ fuera que vas”, en sentido del revés que considera recibirá el actual mandatario al no obtener el favor popular.

Lea aquí todo el acontecer de actualidad del actual proceso electoral.

Lea También: Honduras decide 2017

El actual mandatario tiene lo propio, recordamos cuando le sugirió a Manuel Zelaya. “Tómese un té de manzanilla”, supuestamente para que le calmara los nervios, quizá después alguien le recordó que la ‘medicina popular’ prefiere otros brebajes; dado en otra ocasión les dijo a sus opositores políticos. “No se alteren, sean tolerantes, si al final así es la democracia, así es, de eso se trata to-le-ran-cia; té de valeriana, té de tilo”, recomendó.

Ahora, el más ‘sin querer’ puede ser lo expresado por Luis Zelaya durante una comparecencia en un medio de comunicación, cuando dejó escapar una expresión que aparentemente no era para que la escuchara el público.

Aquí el momento que causó revuelo por inesperada expresión de Luis Zelaya.

El presidenciable liberal hacía referencia a los cortes de energía eléctrica que se producían en los lugares en donde Él tenía participación pública, cuando lee un mensaje en su celular que supuestamente en determinado lugar habían cortado el fluido eléctrico, dejando escapar la expresión “quijos de p…”, obviamente la expresión causó gran revuelo de opinión.

Hasta aquí no han pasado de ser unas frases sorprendentes, otras jocosas; pero de ahí no han pasado. No obstante hay temor que a medida que se acerca el día de elecciones, también suban los ánimos y con ellos el tono de las expresiones.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp