Davivienda
Nacionales Salud

11 consejos para que el salveque de los niños no les cause problemas

Ikal Cablecolor nicky

En el mercado existen diversas opciones para transportar los libros y el material escolar, sin embargo, antes de comprar el salveque para los niños, conviene valorar su complexión física, la edad, la talla, el peso corporal, el peso que deberá transportar a diario y si las características del trayecto hasta la escuela comprenden rampas, escaleras, tierra o cemento.

Así lo aconsejan autoridades del Hospital Nacional de Niños (HNN), quienes señalan de entrada, que el peso total de la mochila y su contenido no debe superar el 10% del peso corporal, evitar que se genere algún inconveniente al momento de cargar los útiles.

“(La recomendación) surge en virtud de que el peso excesivo podría ocasionar lesiones en la espalda y en la columna de los niños, debido al sobreesfuerzo o fatiga muscular, así como el incremento de las caídas por inestabilidad en la marcha”, comentó la doctora Olga Arguedas, directora del HNN.

 

La doctora dejó un listado con 11 recomendaciones para no afectar a los niños con un producto inadecuado o un uso incorrecto.

  • Liviano y resistente: la idea es que su material no incremente el peso total junto con los útiles, por lo que es preferibles que sea de una tela (puede ser sintética) resistente.
  • No usar de ruedas: los soportes que tienen incrementan el peso total del bulto. Este tipo de mochila solo es útil si durante el trayecto o en las instalaciones de la escuela, el niño no tiene que subir o bajar escaleras.
  • Valorar la edad del niño: la selección debe realizarse tomando en cuenta la edad y talla del niño, con el fin de que las fajas o tiras se ajusten a su cuerpo.
  • Dos tiras anchas para hombros y cintura: las tiras de la mochila deben ser anchas y se deben llevar puestas ambas sobre los hombros para mantener equilibrado el peso y evitar la tendencia a encorvarse. Estas sujeciones permiten mejorar la postura y la posición de la espalda.

  • Tamaño de la espalda: la mochila no debe llegar más abajo de la cintura del menor.
  • Varios compartimentos: al tener varios espacios para poner los útiles, ayuda distribuir el peso de forma homogénea.
  • Con material reflectivo: esto permitirá al escolar ser visto con más facilidad durante las tardes y noches.
  • Eliminar el peso innecesario: como se dijo arriba, la carga total no debe superar el 10% del peso del niño. Se debe revisar el contenido periódicamente para retirar e contenido innecesario o el material que ya no se utiliza.
  • Acomodar bien los útiles: los libros o cuadernos más pesados debe ir en contacto con la espalda.
  • Ajustar bien los tirantes: con el paso de los días, las fajas se van desajustando, por lo que es importante revisar constantemente cómo le queda al menor.
  • Uso adecuado: es importante acostumbrar al pequeño a manejar la mochila de manera correcta. Debe usar las dos manos para agarrarla y doblar las rodillas e inclinarse para levantarla.

La doctora Arguedas advirtió que si el niño se queja de manera constante por dolores de espalda o adormecimiento en las extremidades, pese a haber tomado las medidas correctivas con el uso del salveque, se debe acudir a una consulta para la valoración médica correspondiente.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras