Espectáculos Música

El rap y “Despacito” acarician la gloria en los Grammy

El hip hop se anticipa como el gran ganador en los Grammy, los mayores premios de la industria musical estadounidense cuya ceremonia de entrega comenzó este domingo en Nueva York, y adonde el éxito viral “Despacito” llega tocando el cielo.

Tres de los cinco aspirantes al álbum del año, el galardón más codiciado, son raperos y ninguno es un hombre blanco, por primera vez desde 1999.

El multimillonario Jay-Z, de 48 años, encabeza las nominaciones con un total de ocho, incluida una al mejor álbum con “4:44”, donde pide disculpas a su esposa Beyoncé por su infidelidad, canta sobre la homosexualidad de su madre y reflexiona sobre las relaciones raciales en Estados Unidos.

Aunque su fama es inmensa y ha ganado ya 21 Grammys, ninguno ha sido en las cuatro categorías principales del total de 84 que se premian este domingo.

Pero enfrenta grandes competidores esta noche en la 60ª edición de los premios en el Madison Square Garden de Nueva York, donde se celebra la ceremonia tras 14 años en Los Ángeles.

Sus rivales son los raperos Kendrick Lamar, que le pisa los talones con siete nominaciones por su álbum “DAMN.” y ya se alzó con un Grammy este domingo al mejor video musical, y Childish Gambino con cinco por “Awaken, My Love!”.

También compiten al mejor álbum Bruno Mars, que ha insuflado nueva vida al funk, por “24K Magic”, y la única mujer, la cantante pop neozelandesa Lorde, de 21 años, por “Melodrama”, una aventura dance pop en la que canta sobre los desafíos de tornarse adulta.

El hip hop, desdeñado en sus comienzos por el establishment, hoy está presente en todos lados, de la moda al cine. Pero solo dos álbumes de rap han ganado el Grammy al álbum del año.

¿Más premios para “Despacito”?

“Despacito”, el hit viral del puertorriqueño Luis Fonsi que hizo bailar a todo el planeta en 2017 a pesar de ser cantada en español, fue nominada en tres categorías en su remix con Daddy Yankee y Justin Bieber.

La canción que se mantuvo un récord de 16 semanas seguidas en el tope del Hot 100 de Billboard ya arrasó en los Grammy Latinos y disputa ahora los premios a la grabación del año, que reconoce a la mejor canción, y canción del año, que premia al compositor; así como actuación de dúo o grupo (con Daddy Yankee).

Si gana en una de las dos primeras categorías, será la primera vez que una canción en español triunfa en la historia de los Grammys.

Solo una vez una canción cantada en un idioma extranjero ganó ambos premios, la italiana “Nel Blu Dipinto Di Blu”, más conocida como “Volare”, en la primera edición de los premios en 1959.

Ya soy “un hombre feliz”, dijo Fonsi a la AFP el miércoles en Ciudad de México.

“Desde ‘La Bamba’ (en 1988), hace muchos años no había pasado (que una canción en español era nominada a canción del año), y nunca ha ganado una canción en español, así es que no sé si podremos cambiar esa historia” pero “pase lo que pase, ya de por sí, lo que hemos logrado es algo que quedará para la historia”, apuntó.

Un mar de estrellas

Como en el picante video de “Despacito”, el más descargado de la historia de YouTube, la modelo puertorriqueña Zuleyka Rivera subirá al escenario con Fonsi y Daddy Yankee para bailar a ritmo de reguetón.

Otros artistas que actuarán son Kendrick Lamar, Elton John, Sting, Rihanna, Bruno Mars, Lady Gaga o Cardi B, la rapera del Bronx hija de un padre dominicano y una madre trinitense cuya exitosa canción “Bodak Yellow” puso banda sonora a 2017.

La categoría mejor álbum pop latino se la disputan “Mis planes son amarte”, del colombiano Juanes; “El Dorado” de su compatriota Shakira y “Musas (Un homenaje al folclore latinoamericano en manos de Los Macorinos)” de la mexicana Natalia Lafourcade.

También compiten en la misma categoría “Amar y Vivir en Vivo Desde la Ciudad de México, 2017” de la banda mexicano-estadounidense La Santa Cecilia y “Lo único constante” del cubano-canadiense Alex Cuba.

Tras un año tumultuoso marcado por una ola de denuncias de escándalos sexuales sobre todo en el mundo del cine, un grupo de ejecutivas de la música ha propuesto vestir una rosa blanca en la ceremonia en señal de solidaridad con las víctimas.

En el mundo de la música han habido muchas menos denuncias, pero la cantante Kesha, que lucha hace años en los tribunales contra su exproductor Dr. Luke, a quien acusa de violación, ha sido invitada a cantar esta noche.Los ganadores son escogidos por los 13.000 músicos que integran la Academia de Grabación.

 

 

Etiquetas

Encuesta

Publicidad