Internacional

Polémica decisión de Trump sobre JFK

Para el gobierno de Estados Unidos y gran parte de su población, ha sido imposible cerrar uno de los capítulos más oscuros de su historia, el asesinato del trigésimo quinto presidente de ese país, John F. Kennedy.

54 años después, el caso del asesinato que impactó al mundo el 22 de noviembre de 1963, vuelve a acaparar las portadas por Donald Trump, quien ha tomado la decisión de hacer públicos los 3600 informes que aún permanecen secretos sobre el asesinato de Kennedy.

La ley que fue creada en 1992 y que mantenía privados los documentos expira el 26 de octubre, por lo que el debate se centraba en ampliar su confidencialidad o permitir que vieran la luz, y así fue. Trump no echó para atrás pese a la presión de la CIA.

Desde hace ya varios meses, un equipo especial de expertos está preparando los documentos para que sean públicos.

Según ha trascendido desde hace varias décadas, se trata de millones de páginas, en su mayoría de la CIA y el FBI, en donde se intenta reconstruir la escena del homicidio.

Entre los papeles, está uno sobre el viaje del asesino Lee Harvey Oswald a México antes de que el presidente fuera asesinado.

El antiguo marine cruzó la frontera con el fin de conseguir un visado a la Unión Soviética, por lo que acudió a la embaja cubana y rusa en México. Le fue imposible y volvió a Estados Unidos una semana después; sin embargo, sus pasos quedaron en los registros de los servicios de inteligencia.

Oswald fue inculpado de haber asesinado a Kennedy y murió dos días después en un hecho bastante confuso cuando era trasladado a la cárcel.

Lee Harwey Oswald.
Lee Harwey Oswald.
Otros especialistas señalan que dentro de los documentos, quedan expuestos nombres de políticos, agencias de espionaje y fuentes oficiales que ayudaron en la investigación a cambio del anonimato.
Esta situación podría limitar la difusión de algunos informes, o que sean de forma censurada, pues el mismo Trump confirmó en sus redes sociales que habrán restricciones.

Según Martha W. Murphy, quien ha sido la responsable del archivo por muchos años, los documentos no tienen bombas, pero si ayudarían a completar muchos faltantes de información.

Los expertos dudan que el material vuelve a abrir la discusión sobre el asesinato del presidente, aunque en su día se estableció que todo fue obra de Oswald, esta conclusión ha sido puesta en duda durante muchas décadas.

Otras hipótesis afirman que el poder, la mafia y las fuerzas titánicas de la Guerra Fría se daban la mano, por lo que Oswald pasaría a un segundo plano.

Agréganos a WhatsApp

CLICK EN EL BOTON DE ABAJO DESDE TU CELULAR

Publicidad