Sucesos

Colegial muere por bala perdida

Una bala perdida segó la vida de un estudiante de secundaria instantes después que ingresara a su vivienda en la ciudad de El Progreso, Yoro.

La víctima fue reconocida como Antony Jesús Reyes Amador de 16 años de edad, quien fue trasladado todavía con vida al Hospital Mario Catarino Rivas donde falleció.

Lea También: Se suicida después de matar a su compañera de hogar

El lamentable hecho se registró el martes a eso de las 10:00 de la mañana cuando Antony regresaba a su casa después de matricularse en el colegio.

Mientras esperaban el cadáver en las afueras de la morgue del Mario Rivas, sus familiares contaron que ese fatal día, Antony entró a la casa y se fue para el baño, en ese momento escucharon la detonación de una bala.

Minutos después, al notar que Antony no salía, abrieron la puerta del baño y lo encontraron herido en la cabeza. De inmediato lo llevaron a un centro asistencial progreseño de donde lo remitieron al hospital de San Pedro Sula debido a la gravedad de la lesión.

Tras casi dos días de agonía, el colegial murió ayer (jueves) a las 4:00 de la mañana. Sus parientes denuncian que en el Mario Catarino Rivas no recibió la debida atención médica, ya que todo ese tiempo solo le estuvieron dando oxígeno manualmente.

Antony Jesús estudiaba en el Instituto Perla del Ulúa donde este año cursaría el primero de bachillerato en computación.

Nadie sabe quién disparó la bala que apagó los sueños del adolescente de convertirse en un chef profesional.

Publicidad

Encuesta