Nacionales Sucesos

Ingreso al Pozo traumático: Pandillero se desmaya a la entrada

El inclemente sol y los más de 30 grados de temperatura ambiente les indicó un poco sobre cuáles serán las condiciones en las que de ahora en adelante vivirán.

El reo se desmayó en el acceso a uno de los módulos de máxima seguridad. Pero rápidamente recibió atención médica; en unos minutos volvió en sí y se incorpora al grupo de reclusos que guardan prisión ahora en la cárcel de máxima seguridad El Pozo II.

Lea También: Galería: 77 mujeres integrantes de maras son trasladadas del penal sampedrano

Bajo estrictas medidas de seguridad y una disciplina que no permite fallas las autoridades penitenciarias mudaron el miércoles a otros 37 reos considerados de alta peligrosidad.

Con menor número de agentes militares, pero con la misma dinámica en la logística, 31 privados de libertad fueron transportados desde la cárcel de El Porvenir, Francisco Morazán, hasta la prisión de máxima seguridad El Pozo II, en Morocelí, El Paraíso, también conocida como La Tolva.

Debido a que los reos a trasladar están considerados en un nivel de alta peligrosidad, las medidas de seguridad fueron acorde a las circunstancias para evitar fugas o distractores en el operativo.

¿Cómo es el Pozo II?

Este centro penitenciario se encuentra dentro de unas 5 manzanas de tierras, su capacidad máxima es de 1300 privados de libertad.

La misma cuenta con 24 edificios, que se distribuyen en celdas, oficinas administrativas y piezas para agentes penitenciarios.

Esta estructura de cemento gris, tiene un costo de 23 millones de dólares. Está completamente pintada de gris, sus bancos y mesas son de concreto.

Al acercarse a este recinto lo primero que sobresale en la estructura son las cinco torres de vigilancia, con sus respectivos faroles.

Según las autoridades, está cárcel es idéntica a la cárcel de máxima seguridad de Ilama, Santa Bárbara, conocida como “El Pozo“.

¿Cómo se ingresa a El Pozo II?

Entre los requisitos para poder visitar a los presos en esta cárcel, destacan:

Atravesar cinco aduanas de revisión y un par más de inspección manual en cuartos especiales. Una vez dentro, los reos y sus familiares o amigos comienzan a ser vigilados por más de 400 cámaras de seguridad. En una sala de monitoreo, especialistas siguen desde los monitores cada movimiento.

De igual manera, no habrá señal  de telefonía móvil en los alrededores de la cárcel, ni redes de internet portátiles.

Lea También: Así es “El Pozo II”

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Viña del mar
la señora fazilet

GRAN ESTRENO