Internacional Nacionales Titulares

Dos migrantes hondureños mueren y otros tres resultan heridos en ataque armado en México

Familiares
Copa America Ikal

Dos hondureños fueron asesinados y otros tres se salvaron de morir tiroteados por dos supuestos delincuentes en el Estado de Tabasco, México.

Los heridos fueron identificados como Joaquín Sosa Maradiaga (27), Yondi Renan Rojas (32) y Obany Reyes Sánchez (23), quienes presentaban impactos de bala en el brazo, pierna y costilla, respectivamente.

Las otras dos personas, aún sin identificar no lograron sobrevivir, ante la gravedad de las heridas de bala, según confirmaron fuentes locales.

Lea También: VÍDEO| Rescatan dos niños hondureños en el Río Bravo mientras cruzaban hacía EE. UU

De acuerdo a la información que recabó la policía municipal, los cinco migrantes caminaban por la vía del tren cuando fueron interceptados por dos sujetos en motocicleta que pretendían asaltarlos.

Los hondureños intentaron huir del asalto, sin embargo, los criminales abrieron fuego contra ellos.

Las víctimas se dirigían a Veracruz, para tomar el tren y continuar su viaje hacía los Estados Unidos.

El camino hacia el “sueño américano” es una travesia muy difícil para los hondureños, que caminan con la angustia de saber cuál será su suerte: si lograran llegar a su destino sanos y salvos, o si se enfrentarán a la delincuencia del país azteca.


Hondureños víctimas del crimen organizado


Hondureño y su hija son secuestrados por los Zetas cuando se dirigían a EE. UU

Un hondureño que emprendía el sueño americano en compañía de su hija, fueron secuestrados por la banda criminal mexicana “Los Zetas”, quienes ahora exigen una fuerte cantidad de dinero por su liberación.

El compatriota es Wilmer Antonio Rosales y su hija, una pequeña que apenas cursaba el primer grado, originarios de Santa María del Real, un municipio del departamento de Olancho.

hondureño

De acuerdo a relatos de su esposa, Wilmer salió hace un mes de territorio nacional hacia los Estados Unidos en busca de cumplir el sueño americano y proveer a su familia de mejores recursos económicos.

“Él salió por darnos supuestamente una vida mejor”, explicó entre sollozos su compañera de hogar del migrante hondureño.

Según su cónyugue, Nidia, ambos fueron privados de su libertad hace una semana.

Uno de los principales motivos por los que emigró fue para poder tener su propia vivienda, ya que residen en una casa prestada.

Cablecolor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro