fiestas-patrias
Nacionales Politica Titulares

11 datos sobre el nuevo edificio de la Asamblea Legislativa

castgo castgo

Esta semana culminó el plazo para que la Contraloría General de la República recibiera apelaciones al plan de construcción del nuevo edificio de la Asamblea Legislativa y al no recibir ninguna, el proyecto puede seguir su curso, con el cual los diputados y demás funcionarios del Primer Poder de la República, podrán estrenar Plenario y oficinas.

Para dar una óptica más clara de todo lo referente este nuevo inmueble, les tenemos 11 datos sobre el proyecto, el cual pasará a ser uno de los edificios más representativos del centro de San José.

Ubicación: Los diputados no tendrán que caminar mucho a sus nuevas oficinas, pues la nueva estructura que los albergará se construye en la cuadra al lado del actual edificio principal de la Asamblea Legislativa, sobre la propia Cuesta de Moras, al costado norte de la Plaza de la Democracia.

Detalles del edificio: El área de construcción será de 50.000 metros cuadrados, que incluyen parqueo para 110 vehículos, comedor, 7 niveles, plazoletas, oficinas, departamentos. Será de 17 pisos, tres de ellos subterráneos y tendrá Acabado exterior de concreto. En el centro contará con un patio central, el cual se conectará con el bulevar aledaño. El diseño fue hecho por Salinas Arquitectos y la construcción está a cargo de Edica Ltda.

Financiamiento: un fideicomiso sustentado, por partes iguales, por el Banco de Costa Rica (BCR), el Banco Nacional y el Banco Popular. El BCR funge como administrador del préstamo por 52.000 millones de colones, precio que tendrá la totalidad de la obra con planos, estudios, construcción y la restauración de los viejos edificios de la Asamblea.

Los primeros planos tuvieron un costo de ¢1.123 millones.  El segundo diseño, que involucró también el pago por la inspección, se invirtieron ¢2.692 millones. Cuenta con un crédito sindicado a un plazo máximo de 20 años, con un periodo de gracia de tres años y una tasa de interés, compuesta por la tasa básica pasiva, más 4%.

Plenario: El nuevo Plenario estará en uno de los niveles subterráneos, pero un ventanal gigante permitirá a quienes se acerquen, observar las acciones de los legisladores, ya que estará junto a una de las plazas, en la que los visitantes podrán seguir todos los detalles, gracias al sistema de audio integrado y las transmisiones en vivo. Además el espacio está planeado para albergar a más de 100 congresistas en caso de ser necesario.

Espacios públicos: Con estos elementos, como el patio central y las plazas aledañas y el bulevar, buscan integrar el nuevo edificio con el resto de su entorno, como el Parque Nacional, el bulevar y la Plaza de la Democracia.

La actual Asamblea: El Primer Poder es albergado en la actualidad por cuatro edificios, a saber: el Plenario, el cual es el que está más al oeste y es donde se realizan las votaciones de los diputados, el edificio Sion, la Casa Rosa y el Castillo azul; los cuales son ocupados por oficinas de diputados, asesores legislativos, personal de la Asamblea y tienen distintos salones como la Sala de Expresidentes, y las de comisiones especiales. Todos son parte del Patrimonio Histórico Arquitectónico, por lo que no serán demolidos ni remodelados.

Ahorro con el proyecto: En estos momentos, la Asamblea Legislativa paga alquileres por 800 millones de colones al año. Además, sus 14 edificios deben estar interconectados por medio de Internet, lo que le cuesta al Congreso 300 mil dólares anuales.

Segundo intento: Este el segundo proyecto para un nuevo Congreso, pues el primero, de la misma firma, Salinas Arquitectos, fue rechazado en el 2014 por el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, el cual consideró que invadía el conjunto histórico de los edificios de la actual Asamblea Legislativa y el parque central al costado norte.

Conflicto por pagos: Solo por el primer diseño, al arquitecto Javier Salinas se le pagó ¢400 millones, lo que fue denunciado por la Contraloría General de la República, al considerar que no era debido ese pago por un diseño que fue rechazado. Al final, Salinas acordó con la Asamblea devolver el dinero en pagos mensuales.

Críticas: De que el proyecto va, va. Sin embargo no ha estado libre de críticas, como el pronunciamiento de la Escuela de Arquitectura de la UCR, el cual indicó que el segundo diseño contrasta demasiado con su entorno, debido a “la altura, escala volumétrica y la materialidad de las fachadas del edificio contrastan de manera desfavorable con el entorno construido”.

Cuándo estará listo: Si el proyecto no sufre ningún retraso, la obra será entregada en el 2020 y podrá albergar varios de los actos especiales de celebración por el 200 aniversario de la Independencia, el 15 de setiembre del 2021.

maseca
Abracemos a honduras