Internacional

ENTRE PRESIONES DE AFUERA e incapacidad interna, Venezuela se rompe a pedazos

“La semana pasada trabajé dos días sin comer, todo el día. Solamente un vaso con azúcar el jueves”, dice en su relato la docente Morelva León, quien a pesar de su precariedad económica, no abandona su trabajo.

La historia de Morelva es como la de muchos venezolanos que pese a su empeño, su amor por la profesión y su dedicación, encuentran en la realidad de su país una pared para conseguir sus sueños.

Venezuela profesora crisis

Además, explica que no puede darse el lujo de hacer una fila -las que se han multiplicado en todo el país ante la crisis de escasez- porque sus obligaciones laborales no le permiten permanecer tantas horas desde un horario tan temprano.

la crisis venezolana ha hecho mella en la carrera docente, empujando a muchos profesionales a renunciar y abandonar el país. “La última quincena cobré 268 bolívares (equivalente a unos 26 dólares en el cambio oficial, aunque en el mercado paralelo este valor sería muchísimo menor) y con eso me pude comprar medio cartón de huevos, 4 papas y 4 plátanos. Y ahora no tengo para el pasaje”, detalló.

Venezuela profesora crisis

Como en todo conflicto, hay víctimas inocentes, en esta guerra no declarada entre dos sistemas intolerantes entre sí la maestra León simboliza la pesadilla de quienes no tienen nada que ver en el problema, que en el fondo es político y lo que ella relató solo son las consecuencias.

Lea También: Angustiosas fotos de pacientes que murieron por desnutrición en Venezuela

Venezuela profesora crisis

En el caso de la profesora León tiene un “plus” y es una fuerte reivindicación a quienes, pese a todo, han decidido quedarse en el país, y seguir ejerciendo la docencia por ética profesional, por amor a la profesión y lo más loable como es por compromiso con los estudiantes”.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Publicidad

Encuesta