Nacionales Titulares

Retirados cargos por lavado de activos a Yani Rosenthal

Yani Rosenthal libre

Sentencia única es por compra de ganado sin confirmación de procedencia.

La Corte de Justicia Daniel Patrick Moynihan de Nueva York dio a conocer la sentencia de 36 meses, contra el empresario hondureño Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo por el cargo de compra de ganado con procedencia ilícita.

Hace más de dos años el empresario Yani Rosenthal se presentó de forma voluntaria ante la justicia estadounidense para hacer frente a lo que considera “imputaciones siniestras”, como el delito de lavado de activos, los cuales quedaron desvirtuados.

La sentencia 36 meses conocida hoy, es por el único cargo aceptado por el empresario el 27 de julio del 2017, por haber comprado ganado sin realizar las investigaciones a profundidad de su origen.

Más leído: APODERADO LEGAL DE LOS ROSENTHAL presenta recurso de amparo para detener ilegalidad

A continuación, la carta que el empresario hondureño Yani Rosenthal hizo llegar a su familia.

A mi familia y mis queridos compatriotas:

Antes que nada quiero agradecerles por haberme acompañado estos largos meses y mantenerme en sus oraciones.

Hace más de dos años viajé a Estados Unidos para enfrentar cargos de lavado de activos e imputaciones más siniestras que en el camino han quedado desvirtuados y han sido retirados.

Hoy he recibido la sentencia para el único delito por el que me declaré culpable,  “participar en transacciones monetarias con bienes de procedencia ilícita”: en mi caso haber comprado unas vacas sin investigar a profundidad su origen.

No es mi interés debatir lo justo o no de la sentencia, pues el castigo mayor que he recibido es estar separado de mi esposa, hijas, padres y hermanos durante todo este tiempo y presenciar desde la impotencia del proceso la rapiña voraz de la que ha sido objeto el patrimonio de toda una familia y una vida de trabajo.

Hoy inicia la cuenta regresiva para regresar a mi hogar, cumpliré con 36 meses la sentencia recibida y retornaré a un Honduras atribulado por los problemas políticos, sociales y económicos, y que, como yo, busca la contrición, la paz y la reconstrucción.

Citando a Alejandro Dumas “hay personas para quienes el trabajo es el remedio de todos los dolores”, y es así como pretendo retomar mi vida y recompensar tanta angustia causada y cariño recibido.

Agradezco infinitamente a Dios, a mi familia y a todos por su compasión y comprensión.

Al ser considerada cumplida la sentencia, Yani Rosenthal promete retomar su vida familiar y de trabajo, tal como ha sido su trayectoria de amplio reconocimiento por el pueblo hondureño.

Calle 7