Alianza Informativa Latinoamericana Internacional

Wilder, un niño de once años que debe trabajar para llevar alimento a su hogar

Boxi

Con betún para lustrar botas en sus manos y un abrigo viejo para protegerse del frío, Wilder Quenta, un niño de 11 años sale a las calles a ganarse el sustento de toda su familia en Bolivia.

Debido a la grave situación económica Wilder decidió hacerse cargo de su hermano y sus dos padres, quienes tienen problemas más graves que la falta de dinero. 

Le puede interesar: Biden a Trump: “Cualquiera que sea responsable de tantas muertes no debería seguir siendo presidente de Estados Unidos”

Creció viendo a los otros niños jugar, ir a la escuela y reír, en cambio él, tuvo que dejar los juguetes y tomar una caja para lustrar zapatos en el centro de la ciudad.

Wilder, se levanta todos los días a las cinco de la mañana, baja de su casa a pie y esta listo para trabajar a las seis de la mañana, en la acera donde habitualmente los transeúntes le ven al pasar.

Es el encargado de la economía de su hogar, debido a que sus dos padres están enfermos y no pueden trabajar. Su madre, padece una enfermedad en los ovarios y su padre tiene problemas en la columna y no puede caminar.

Asimismo menciona que le gusta mucho la escuela y quiere llegar a ser oficial de policía para poder ayudar a otros niños como él.

“No quiero que otros niños pasen como yo”.

Su madre y su padecimiento

Doña María, madre del pequeño, también es lustra zapatos, sin embargo, su estado de salud deteriora cada vez más su organismo y necesita de un tratamiento médico urgente.

“Agradezco todos los días a Dios por mi ángel, llamado Wilder”.

Entre lágrimas, la madre, dice que “estaba muy preocupada, pero ahora tengo a mi orgullo, tengo a mi hijo, siempre me dice, mami hagamos esto, mami hagamos aquello, es un tesoro para mí”.

Lea también: LAMENTABLE: Varias personas mueren ahogadas en La Unión, Olancho

Wilder además agregó que él no es el único niño en situación de pobreza y laborando en las calles y señala a muchos otros que igual que él han tenido que recurrir al trabajo callejero para subsistir.

Muchos son los niños que igual que Wilder viven en pobreza y deben trabajar para vivir.

Internet cable color
Abracemos a honduras