Espectáculos Reportajes

Charles Schulz: el tímido hombre que contó su vida en tiras cómicas  

Fue un reconocido caricaturista que pasó a la fama mundial como creador de la tira cómica Peanuts, donde emergieron los entrañables Charlie Brown y Snoopy.

El historietista y su criatura animada Charlie Brown tienen mucho en común; no solo comparten el nombre sino su temperamento sensible y tímido.

Charles Schulz y su personaje Charlie Brown

Charles Monroe Schulz nació en Minneapolis, Minnesota, EEUU, un 26 de noviembre de 1922. Fue hijo de inmigrantes católicos alemanes.

La personalidad tímida de Charlie nace del corazón mismo de su creador. Schulz fue criado en una familia tipo tradicional. Su padre era peluquero, igual que el de Charlie Brown.

Como estudiante fue tímido y solitario por ser el menor de su clase. A los 21 años, cuando murió su madre, se alistó en el ejército de los Estados Unidos y combatió en la Segunda Guerra Mundial.

De estos tiempos de batalla le vienen a su personaje Snoopy, sus ensoñaciones como piloto de guerra. Pero también, el horror de la condición humana impactó su visión de la vida, que luego plasmó en el escepticismo de sus caricaturas.

De las tinieblas a la luz

Cuando regresó a Estados Unidos en 1945, decidió que no quería trabajar en ninguna fábrica ni estudiar una carrera que le restara libertad creativa, así que tomó cursos de dibujo y trabajó como profesor de arte.

Se convirtió en el dibujante más exitoso de la segunda mitad del siglo XX creando 17 mil tiras cómicas y gracias a Charlie Brown y su pandilla, nunca le faltó dinero. Familiares, amigos y exnovias le sirvieron de inspiración para sus personajes.

Charles Schulz historiaSus mayores ganancias las obtuvo en los años setenta y ochenta, dinero que empleó en parte en ayudar a los necesitados.

Charles Schulz publicó sus caricaturas en varios periódicos estadounidenses de gran prestigio, hasta que en 1949 se unió al sindicato de United Features y logró comercializar sus obras.

Lo que al inició llamó Li’l Folks, en 1950 pasó a llamarse Peanuts, que se traduce a maní o cacahuates y que se refiere a “cosas pequeñas de la vida” de un grupo de niños de escuela.

Fue tanto el éxito y la popularidad alcanzado por Peanuts que tuvo que Charles tuvo abandonar sus otras caricaturas para centrarse en ésta.

Magia

Lo original en Peanuts consistió en retratar la vida cotidiana de la infancia en una época dominada por las caricaturas de superhéroes de acción y violencia.

Habrán notado que en Peanuts no hay adultos, solo niños y sus problemáticas aparentemente sencillas pero complejas para ellos.

No obstante, no es una caricatura apreciada solo por niños. Su magia consiste en que tanto niños como adultos se ven reflejados en la profundidad psicológica de los personajes, en sus preocupaciones existenciales, en su visión de la adversidad, el triunfo y el reconocimiento social. Eso la hace universal.

El ocaso de un grande

Schulz pintó hasta un año antes de su muerte, en el 2000. Solo la enfermedad le impidió a este hombre de 77 años seguir adelante con su gran pasión.

Un infarto en 1999 dio pie a que le descubrieran un agresivo cáncer. Ya era demasiado tarde, pues la enfermedad se hallaba en etapa de metástasis y el cáncer se había expandido.

En diciembre de 1999 dejó de dibujar y dos meses más tarde, como si hubiera sido despojado del motor de su existencia, falleció.

Su última tira cómica original se publicó un día después de su fallecimiento, el 13 de febrero del 2000, y con ella se puso fin a cincuenta años de trabajo diario, obsesivo, feliz, constante y disciplinado, en el que dibujó cada fondo e imagen sin ninguna ayuda.

Charles Schulz historia

“Mi padre no fue un hombre oscuro, pero sí introvertido. Durante 50 años, lo que más disfrutó fue encerrarse en su estudio y dibujar una viñeta al día.

Tenía un gran conocimiento de la naturaleza humana, por esos sus personajes son tan complejos. Tienen las mismas fuerzas y debilidades que todos nosotros, por eso son atemporales y siguen teniendo, más de seis décadas después, la misma fuerza”, dijo su hijo en una oportunidad.

Sus aventuras fueron publicadas en más de 2.600 periódicos en 75 países y han sido traducidas a 21 lenguas.

Lea También: La historia detrás del niño del “Movimiento Naranja”

Charlie y su legado

En noviembre de 2015 ‘Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, La Película’ llega a las salas de cine con más aventuras de Charlie Brown y su mejor amigo Snoopy.

Clip Conoce a la pandilla de Charlie Brown

El guion de la cinta fue escrito por Craig Schulz, Bryan Schulz y Cornelius Uliano; los primeros dos, hijo y nieto respectivamente del historietista y herederos de su talento.

Peanuts la película, habla sobre la amistad, la inocencia y la importancia de tener grandes sueños. Charlie Brown es un niño de infinitas cualidades: amable, honesto y nunca se rinde, aunque las cosas le salgan mal. Es un niño que lo intenta siempre y esa es la mentalidad del ganador.

Charles Schulz
Snoopy, Charlie Brown, Linus, Lucy, Sally, Marcia y Emilio

Su personaje Snoopy recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, unos días antes del estreno de la cinta. Ahora el Beagle (la raza de Snoopy) más famoso del mundo, tiene su placa número 2.563 junto a la de su creador, Charles Schulz.

Charles Schulz y Snoopy paseo de la famaEn el 2000, el antes llamado Aeropuerto del Condado de Sonoma, en California, fue renombrado como ‘Charles M. Schulz – Sonoma County Airport’. El logo del aeropuerto incluyó a Snoopy con gafas y una bufanda, elevándose sobre el techo de su casa roja.

El Museo Charles M. Schulz fue abierto el 17 de agosto de 2002.

Charles Schulz museo

Prueba del éxito de su obra son la portada de Time y de Life que protagonizaron sus personajes; que la NASA bautizara ‘Charlie Brown’ al módulo de mando del Apolo X y como ‘Snoopy’ al módulo lunar;

Que cuando Ronald Reagan era gobernador de California, declarase el 25 de mayo como día de Charles Schulz; o que el ministro de arte francés Jack Lang le nombrase Caballero de la Orden de las Artes y Letras.

En fin… Charles Schulz o Charlie Brown fue un niño que nos enseñó a siempre mantener vivos nuestros sueños y nunca rendirnos ante la adversidad.

Lee más Vidas que Impactan, Aquí 


“Si me dieran la oportunidad de hacer un regalo a la siguiente generación, sería la capacidad de reírse cada cual de sí mismo.”: Charles M. Schulz


Publicidad

Agréganos a Whatsapp