Arte y Cultura Turismo

Viajeros Argentinos: Honduras nos atrapo y ahora ¡NO nos queremos ir!

Solé Oviedo y Ariel Mancuso se dieron la oportunidad de conocer Honduras a pesar de las noticias que avalan a nuestro país como uno de los mas inseguros del mundo.

Sole y yo meditamos que la vida no es solamente estar en una oficina, trabajar todos los días, la misma rutina, vivir en una ciudad estresada con inseguridad y teníamos muchas ganas de salir a conocer el mundo con nuestros ojos, aprender de otras culturas, música, comida, compartir con la gente y fue eso, el afán de dejar atrás la rutina y bueno lanzarnos a la aventura.

Preparando todo para iniciar el viaje.

Salimos de nuestra ciudad el 2 de mayo del 2015, llevamos un poquito más de 22 meses de viaje. Hemos recorrido 10 países y el otro día contando número más 300 lugares donde hemos dormido, así que hemos visitado gran parte de Argentina, Patagonia y el norte, el centro de Chile, todo el altiplano boliviano, después estuvimos en Perú específicamente en el Machu Picchu, todo el valle sagrado y diferentes ciudades costeras.

Después nos fuimos a Ecuador estuvimos tres meses también aprovechando que la gasolina es bien barata, es un país muy pequeño pero bien cálido. Luego nos fuimos a Colombia, ahí si nos atrapo cinco meses, nos gustó mucho los paisas toda la cultura del eje cafetero todo todo muy bonito…

Después nos cruzamos en barco a Panamá porque no hay carretera en esa zona, en Panamá estuvimos dos meses, pasando luego al caribe sur de Costa Rica donde hicimos voluntariado en un hostal para juntar un poco de dinero y arreglar un poco la combi (el carro) ahí estuvimos tres meses también, un mes en Nicaragua y aquí en honduras hace un poquito más de un mes también.

Seguimos cumpliendo este sueño! Porque cada mes cuenta y se vive con intensidad y alegria. Dia a dia avanzamos un poquito mas… #sueños #ometepe #vanlife

Una publicación compartida de Persiguiendo Al Conejo Blanco (@persiguiendo_al_conejo_blanco) el

La Kombi

Nuestra combi que a veces es 4×4 porque la hemos metido en cualquier terreno, es nuestra casa de todos los días, cocinamos, comemos aquí, también la usamos como puesto de ventas, porque al no ser personas adineradas tenemos que trabajar para tener ingresos, entonces parqueamos el carro en parques, playas, sitios turísticos y vendemos nuestras artesanías y las postales que hemos tomado de cada sitio.

Sobre todo la fotografías nosotros las ofrecemos a voluntad no tienen precio fijo, entonces bueno, de esa forma permitimos que cualquier persona pueda darnos desde un dólar, nos han dado cincuenta y hasta cien dólares por una foto, ¡TODO SUMA! Toda pequeña colaboración que nos de la gente, es un kilómetro para seguir avanzando.


Experiencia en Honduras

La estamos pasando muy bien, tenemos que seguir avanzando pero es un país que nos está atrapando de manera positiva.

Nosotros entramos por las manos y fuimos a Danlí de ahí a Valle de Ángeles y santa lucia. Estuvimos unos días por Comayagua, el lago de Yojoa y cataratas de Pulhapanzak.

Y como no pensábamos venir en un principio a San Pedro, bajamos hasta gracias lempira, la esperanza Intibucá, ahí mismo visitamos la montaña Celaque el parque nacional y en Santa Rosa de Copán también estuvimos como 4 días y después fuimos a Copán Ruinas.

Aceptamos una invitación del club de Volkswagen de cucarachitas y encantados, la verdad es que San Pedro nos sorprendió montón, es una ciudad grande pero organizada. El clima los primeros días era más fresco luego nos costó adaptarnos, por suerte estamos cómodos, fuimos muy bien recibidos, pero si es una ciudad caliente. Tomamos mucho helado, mucho jugo y agua, de esa forma nos mantenemos un poco más frescos.

Las baleadas nos encantaron, nos habían dicho de comer baleadas en Honduras, no sabíamos que era, incluso el nombre nos pareció algo curioso. Cuando las probamos la adaptamos enseguida a nuestra dieta, tanto que cada dos días estamos comiendo baleadas.

Sole comenzó un poco antes el viaje, antes de ponernos de novios y decidimos hacerlo juntos. Ella es una gran compañera que está en todo momento, codo a codo, sobre todo ella es la que produce más artesanías, la que tiene más talento pero bueno, gran parte de las ventas es debido a ella.

Cada uno tiene su rol, yo conduzco, ella se encarga de los mapas, yo cocino, ella hace la cama y lava, entonces bueno, más o menos tenemos la rutina dentro de la no rutina, cada uno con su tarea específica.


¡Conoce tu país!

Yo le diría a todo el que quiere venir a tu país, que no tengan miedo, que no se dejen influenciar por las noticias. Honduras es muy bonito, es mucho más tranquila de lo que se cree. Obviamente no hay que pecar de ingenuo y andar en cualquier sitio a cualquier hora, tomando las medidas es un país muy tranquilo para visitar.

A nosotros nos sorprendió toda la cultura lenca, la arquitectura de copan ruinas increíble, la cultura garífuna la estamos conociendo, fuimos a Tela. Esperamos conocer Utila y Ceiba. También fuimos al castillo de Omoa y nos gustó la historia de todo lo relacionado con los piratas que existían en esa época.

Y para los Hondureños, que salgan que conozcan, que disfruten de su país que es hermoso, que aprovechen cada vacación o cada fin de semana largo que tengan para salir a dar una vuelta. La ventaja es que es un país de distancias cortas, así que no hay excusa para no conocerlo.

Nuestro viaje se llama persiguiendo al conejo blanco, figuramos así en Facebook y en Instagram y vamos compartiendo el día a día, las vivencias, los sitios que visitamos, las cosas que nos van pasando todo el tiempo. Así que bueno, ¡los invitamos a compartir el viaje!

En la cultura popular, el Conejo Blanco se ha convertido en un símbolo, donde seguir al Conejo Blanco describe el acto de seguir a algo ciegamente, para estos chicos es su sueño de llegar a Alaska y cuya persecución desemboca en aventuras y descubrimientos.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7