Judiciales Titulares

Vaciados telefónicos hundirían a algunos acusados en la muerte de Berta Cáceres

vaciados telefónicos Berta

Una perito del Ministerio Público presentó el dictamen. Mientras que la parte defensora de DESA, rechaza las acusaciones.

Las escuchas telefónicas presentadas por un perito de la fiscalía socavarían aún más a los acusados en el crimen de la líder ambientalista y defensora de los derechos humanos, Berta Cáceres.

En los mencionados vaciados telefónicos saldría a la luz la supuesta implicación de un militar, uno de los ex jefes de seguridad de DESA, sicarios y entre otros indicios que generarían una decisión por parte de los tribunales.

Con estos dictámenes y las comunicaciones reciprocas de los señalados se especificaría incluso el monto que se pagó para apagar la vida de la defensora indígena.

Lea También: “Poder político y económico protege a intelectuales del asesinato de Berta Cáceres”

Los registros datan desde enero de 2016 hasta el 18 marzo, mes en el que ultimaron a Berta.

Los supuestos implicados en estos audios sería Douglas Geovanny Bustillo, el exmilitar Mariano Díaz, también Elvin Eriberto Rápalo, las llamadas entre los mencionados habrían quedado registradas.

El crimen contra Cáceres se perpetró el 3 de marzo del 2016 luego de ser objeto de amenazas
de muerte que al final se concretaron cuando llegaron a quitarle la vida en su casa ubicada en La Esperanza, Intibucá.

Empresa DESA niega los vínculos con el crimen:

Mientras tanto la firma internacional de abogados Amsterdam & Partners LLP, la cual representa a DESA, negó las vinculaciones y culpó a la organización del COPINH, la cual lideró Cáceres.

“(…) la persecución actual que sufren los dos empresarios acusados de participar en el asesinato de la activista Bertha Cáceres en 2016 está basada en argumentos falsos, plagados de fallos de procedimiento y motivados por una campaña de presión política”, indicó esta firma.

Agréganos a Whatsapp