Coronavirus Internacional

Un exempleado se declara culpable de dañar 500 dosis de la vacuna contra el COVID-19

Cablecolor

Exempleado de un Centro Médico del estado de Wisconsin, Estados Unidos, se declaró culpable de estropear 500 dosis de la vacuna contra el coronavirus, fabricada por la compañía Moderna.

Mediante un comunicado, por el Departamento de Justicia del país, las autoridades enfatizan que el farmacéutico Steven Brandenburg, de 46 años, admitió su culpa de dañar las raciones de la vacuna.

Lea también: PREOCUPANTE: Jóvenes hondureños sin enfermedades previas están falleciendo por coronavirus

El exempleado era un escéptico del medicamento y creía que el fármaco de Moderna no era seguro.

Por lo tanto, Brandenburg se dispuso a declararse responsable de dos cargos por intentar manipular productos de consumo. Los cargos conllevan una sentencia máxima de 10 años de prisión cada uno.

Lea también: Menos de 64 lempiras le costará la vacuna a Honduras si la adquiere mediante organismo Covax

Como resultado de sus acciones, 57 personas recibieron vacunas dañadas. Por ello, fue despedido del Centro Médico Aurora en Grafton en diciembre, luego de retirar intencionalmente los viales de los antígenos del refrigerador en el que estaban.

Al mismo tiempo, la Policía del lugar expresó que el farmacéutico “dijo a los investigadores que creía que la vacuna no era segura para las personas y podría dañarlas y cambiar su ADN”.


Le puede interesar:

ATAQUE LETAL| Cuatro niñas matan a puñaladas a una quinceañera al interior de un supermercado

Un hecho atroz aconteció el sábado anterior cuando cuatro niñas asesinaron de manera brutal a una quinceañera en un supermercado luego de que sostuvieran una pelea.

El sangriento crimen aconteció en horas de la noche cuando las niñas de entre 12 y 14 años de edad, así como la quinceañera permanecían en el local.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras