Davivienda
Judiciales Nacionales Titulares

Testigo relata en una corte estadounidense supuestos encuentros entre Geovanny Fuentes y el presidente Hernández

Ikal Cablecolor nicky

Este martes fue uno de los días más reveladores en el juicio en contra del supuesto narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez, luego que los fiscales subieran al estrado de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, a un contador que utiliza el pseudónimo de José Sánchez, quien aparentemente estuvo presente en reuniones que el acusado tuvo con el presidente Juan Orlando Hernández.

El testigo que ya había sido mencionado en el segundo día del juicio, comenzó su testimonio relatando que en el año 2013, era contador de una arrocera que Geovanny Fuentes utilizaba para lavar activos.

Acto seguido, José Sánchez relató con lujo de detalle, una de las supuestas reuniones que organizó Fuentes Ramírez en las oficinas de Graneros Nacionales, a las cuales asegura asistió el mandatario Hernández, en ese entonces candidato a la presidencia.

El contador les explicó a los fiscales el estado de “shock” y “miedo” que sintió cuando en la sala de juntas, Fuentes Ramírez aparentemente entregó a Hernández un primer soborno de 15,000 dólares para ayudarlo en su campaña electoral.

No obstante, el testigo contó que luego de esa primera visita, el mandatario llegó a las oficinas mediante helicóptero en varias ocasiones, para recibir cheques mensuales de 250,000 lempiras.

El contador de 45 años, declaró que en la mayoría de encuentros, los participantes hablaban de política y planes para malversar fondos públicos, incluyendo el sistema nacional de salud.

A renglón seguido, mencionó que el mandatario aparentemente le dijo al alcalde de Choloma, que su victoria en las elecciones estaba garantizada, ya que los hondureños eran fácilmente sobornables, y daban su voto “con una cerveza y un plato de carne”.

Según Sánchez, en una de esos encuentros, el actual presidente hondureño le hizo conocer a Fuentes Ramírez su interés en trabajar juntos en un narco laboratorio, agregando que “serían intocables” por la protección tanto del Ministerio Público como de las fuerzas de seguridad.

Este sexto día del juicio, los reporteros que dan un fuerte seguimiento al caso, no pudieron tener acceso al mismo de forma virtual, ya que los fiscales le pidieron al juez que por motivos de seguridad, no se transmitiera el testimonio de José Sánchez, quién huyó de Honduras en el año 2015 por miedo a ser asesinado.

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras