Internacional

“Se encontrarán con una furia y un fuego que el mundo jamás ha visto”: Trump a Corea del Norte

La escalada verbal entre Estados Unidos y Corea del Norte subió de nivel , Donald Trump respondió a las amenazas del régimen del dictador Kim Jong-Un.

En una declaración arrebatada y alarmante: “Será mejor que Corea del Norte deje de amenazar a Estados Unidos”, recalcó a la prensa o bien “se encontrará con una furia y un fuego jamás vistos en el mundo”.

Trump siempre es excesivo, febril, en la política doméstica y en la exterior, solo que ahora su interlocutor es Kim Jong-un y el asunto del que hablan, armamento nuclear.

Lea También: Corea del Norte amenaza a EE.UU con sumergirlo en “un mar de fuego”

Otra advertencia de Donald Trump: dijo que el arsenal nuclear de Estados Unidos es ahora “más fuerte y poderoso que nunca antes”

“Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Es ahora mucho más fuerte y más poderoso que nunca antes”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. Luego, añadió: “Ojalá nunca tengamos que usar ese poder, ¡pero nunca habrá un momento en el que no seamos la nación más poderosa del mundo!”.

En la víspera, Trump había prometido responder contra el régimen de Pyongyang en caso de que avance en su programa nuclear, y el Pentágono había desplegado bombardeos en las cercanías de le península. 

Posteriormente, la dictadura comunista elevó un grado más la escalada de tensión verbal con amenazas de atacar las bases militares de Estados Unidos en la isla de Guam.

Corea del Norte ha dicho palabras gruesas en los últimos meses. El embajador de Pyongyang ante la ONU, Kim In Ryong, espetó el pasado abril que “la guerra termonuclear” podía empezar “en cualquier momento”. Y finales de julio, el ministro de Defensa, Pak Yong-sik, advirtió de un “ataque nuclear preventivo sobre el corazón de América”.

Este enfrentamiento tiene lugar a raíz de las duras sanciones económicas que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas impuso contra el régimen norcoreano, con la bendición de China, gracias a la presión de Washington. La penalización recortará en 1.000 millones de dólares los ingresos por exportaciones del ya por sí aislado país.

Los Estados Unidos calculan que el régimen comunista norcoreano podría disponer de unas 60 armas nucleares, por encima de estimaciones anteriores. Esa situación lleva a Corea del Norte a una fase de su desarrollo nuclear no alcanzada hasta ahora y pone a Washington ante el debate de cómo evitar una escalada y mayor proliferación nuclear en Asia y el resto del mundo.

Lea También: EE.UU detectó un barco de Corea del Norte con misiles

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp