Internacional

Restos de al menos 250 personas son encontrados en fosa clandestina

En Veracruz, la organización El Solecito, compuesto por más de 100 madres de desaparecidos, ha descubierto el mayor cementerio clandestino de México con los restos de al menos 250 personas.

Ante la falta de respuesta de las autoridades policiales y judiciales de Veracruz, más de un centenar de madres de desaparecidos se unieron, tomaron cursos de antropología forense, recaudaron fondos, compraron herramientas, contrataron a cavadores y se pusieron a trabajar para encontrar los restos de sus hijos. El resultado es el hallazgo del mayor cementerio clandestino jamás encontrado en México, en las Colinas de Santa Fe.

Las autoridades gubernamentales iniciaron con la exhumación de los cadáveres y el análisis de la zona para cotejar los restos humanos con el perfil de ADN para cuantificar el hallazgo.

Los fosas clandestinos parecen contener a víctimas de carteles de la droga asesinadas hace años.

La búsqueda de los cuerpos

Lucía Díaz, que busca a su hijo desde hace tres años y medio, es una de las fundadoras de este colectivo. La pista que les llevó hasta el lugar, del cual ya sospechaban, llegó en mayo pasado cuando dos desconocidos les entregaron un mapa de la zona donde estaban las fosas.

El 3 de agosto comenzaron a rastrear el lugar, un predio de unas diez hectáreas, y cinco días después aparecieron los primeros restos a dos metros bajo tierra. Hasta diez fosas diarias han llegado a encontrar desde entonces.

Hasta la fecha, sólo se han identificado dos cuerpos de los 253 restos encontrados. Uno de ellos de un fiscal encargado del operativo Veracruz Seguro, cuya madre también forma parte del colectivo El Solecito.

Y es que la zona donde el colectivo de El Solecito ha encontrado este gigantesco cementerio clandestino ya había sido investigada hace dos años por una agencia gubernamental. Entonces encontraron cinco cuerpos, pero no siguieron buscando. Los familiares de los desaparecidos no se lo explican, como tampoco encuentran respuesta a cómo se pudieron enterrar de forma clandestina a tantas personas en un lugar tan vigilado.

El colectivo Solecito denuncia la lentitud en la identificación de las víctimas y la poca o nula implicación del fiscal del estado Jorge Winckler, que además se ha adjudicado el hallazgo de las fosas.

Queda por investigar el 40% del terreno, según Lucía Díaz, un lugar donde hay dos lagunas llenas de cocodrilos por lo que la tarea podría complicarse ya que tendrán que pedir permisos de la secretaria de Medio Ambiente para dragar las lagunas.


Lea también: Jovencitas desaparecidas de Las Vegas podrían haber sido raptadas por una red de trata de personas


Así se descubrió la fosa

1- El 10 de Mayo, madres de desaparecidos marcharon en el centro de Veracruz para exigir la aparición con vida de sus hijos.

2-Durante la manifestación, dos desconocidos les entregaron un croquis dibujado a mano, donde hallarían un cementerio clandestino.

3-El mapa mostraba la ruta hacia una zona marcada con cruces y en la que aparecía la palabra “cuerpos”.

Las familias de las víctimas ya sospechaban que en ese lugar podía existir una fosa clandestina. “El mapa que nos dieron fue la confirmación”, confirmó la coordinadora del Colectivo Solecito, grupo que se formó para buscar a los desaparecidos.

El pasado 14 de marzo, el fiscal de Veracruz, Jorge Winckler, confirmó que en el predio Colinas de Santa Fe se encontraron 250 cráneos y consideró que podría ser una de “las fosas más grandes del mundo”

Un grupo de madres que integra el Colectivo Solecito de Veracruz analizó el mapa y comenzó a planear la logística de la brigada de búsqueda. Gestionaron con la Policía Federal para que las acompañara y también pidieron el apoyo de autoridades del estado de Veracruz.


La violencia en México no da tregua

 Fosa clandestina más grande de México



 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp