Deporte Deporte Internacional

Real Madrid busca sobrevivir este miércoles al Atalanta en Champions

Ikal Cablecolor

El Real Madrid regresa luego de meses a la máxima competición de clubes de Europa y con más dudas que certezas por su continuo juego irregular.

El actual campeón español, Real Madrid, se enfrenta con varias lesiones en su plantilla ante un complicado examen de la Copa de Campeones.

El Atalanta asusta a cualquiera de los gigantes del certamen por la increíble revolución que el entrenador Gian Gasperini ha provocado en el equipo de Bérgamo.

Lea también: Los Juegos Olímpicos de Tokyo podrían celebrarse en julio con garantías de bioseguridad

Los merengues se encontraran hoy ante un rival con estilo agresivo en ataque y que además aprovechará las constantes bajas que han aquejado al equipo español esta temporada.

Sin nombres como, Sergio Ramos, Carvajal, Marcelo o Eden Hazard y un banquillo repleto de canteranos sin experiencia en esta clase de partidos, Zidane tendrá enfrente al que quizás es, el contrincante más complicado posible.

Por su parte Gasperini, el técnico italiano, es el fabricante de sueños en este Atalanta, un equipo que gana o aprende pero nunca pierde, característica positiva que los “gigantes” de Europa rara vez saben interpretar.

“El Real Madrid puede tener un rendimiento irregular pero este equipo se transforma en esta competición (Champions)”, dijo el DT italiano.

Sin embargo los datos hablan y se sabe que desde hace dos años los octavos de final han sido una experiencia amarga para los dirigidos por Zinedine Zidane, que desde su regreso no ha podido conformar nuevamente, un equipo que pueda hacerse con otra “orejona”.

Le puede interesar: Un muerto y varios heridos deja cuádruple colisión en La Lima

La realidad es que el Real Madrid llega forzado por las cuatro victorias consecutivas en Liga, consciente de sus dudas y limitaciones en el vestuario, la misión es dejar abierta la eliminatoria para dentro de tres semanas llegar a la vuelta con todo su equipo y sin lesiones.

El Milagro
Abracemos a honduras