Jetstereo OPPO
Coronavirus Nacionales

Proveedores Internacionales desfalcan al Estado, mientras empresas nacionales sufren por impuntualidad en pagos

Farmacia Simánficensael-ahorro

Mientras los proveedores internacionales reciben por adelantado millonarias cifras de dinero en concepto de insumos que vienen en mal estado, las empresas hondureñas que sí acatan todas las disposiciones gubernamentales en tiempo y forma son las que más sufren por la falta de pago.

Los encargados de gestionar las compras de emergencia durante la pandemia no dudaron en desembolsar pagos a ciegas a compañías extranjeras que no estipularon garantías de entrega para los productos, ni corroboraron la calidad de los mismos.

Sin embargo, las sociedades mercantiles nacionales que se vieron en la obligación de acceder a créditos con instituciones bancarias para poder dotar de todos los insumos requeridos a los centros asistenciales del país, aún siguen en la espera de que se les cancele lo que se les debe.

Lea También:  Interventora de INVEST-H alerta sobre posible perdida de L46 millones sino llegan a consenso amistoso con empresa que transportó pruebas PCR dañadas

Tal es el caso de la empresa, INVERSIONES Y EQUIPO, la cual vendió cientos de mascarillas por un valor de 20 millones de lempiras a COPECO. Inicialmente, ellos pensaban que el pago sería contra entrega, pero tras 90 días en los que la entidad estatal ya repartió y utilizó todo su producto, todavía no se les paga ni un solo centavo.

Cabe mencionar que, INVERSIONES Y EQUIPO sufre una incesante presión por parte del recinto bancario al que solicitó apoyo financiero, e incluso ya corren el riesgo de que se le ejecuten garantías de cumplimiento que le impedirían cumplir con el salario de sus empleados.

Lea También: Omar Rivera: “No basta con que rueden cabezas para acabar con la corrupción”

Sin duda, el escenario expuesto genera total indignación entre la población y dueños de empresas locales que venden al Estado, ya que aparentemente son los que deberán pagar las consecuencias por las malas gestiones durante la emergencia.

Entre ellas, la adquisición de equipos médicos que no cumplen las especificaciones técnicas requeridas, u hospitales móviles que embarcan cinco meses después de su pedido en condiciones indeseables.

cable colorJetstereo OPPOviaje

Acerca del Autor

Miguel Álvarez

¿Usted qué opina?

Deje su comentario