Internacional

El portero brasileño que mato a su novia y se la dio de comer a los perros, vuelve a jugar futbol

Después de cumplir siete años de prisión por matar a su exnovia y darle su cuerpo a los perros para que se lo comieran, el guardameta brasileño Bruno Fernandes de Souza regresa de forma polémica a la actividad profesional.

En una publicación en su página de Facebook, el presidente del Boa Esporte, Rone Moraes da Costa, dice que el equipo no comete ningún delito al firmar al jugador de 32 años, quien antes jugó para uno de los clubes más famosos de Brasil, el Flamengo, y era favorito para integrar la selección de su país.

“El Boa Esporte Clube no fue responsable de soltar y liberar al Bruno”, dijo Da Costa, quien agregó que el club “le está dando trabajo a quienes pretenden recuperarse”.

Bruno “merece una nueva oportunidad como profesional”, dijo el equipo en una publicación separada. “El club no tiene relación con las acciones personales de Bruno, ni con su pasado, habiendo contratado sólo al profesional”.


En el 2010, fue arrestado y tres años más tarde declarado culpable de homicidio, secuestro y de esconder el cuerpo de su exnovia Eliza Samudio. Fue condenado a 22 años de cárcel.

Bruno, su amante y su exesposa estaban entre las nueve personas acusadas de torturar y asesinar a Samudio, quien había estado tratando de probar que había engendrado un hijo suyo.

La exesposa del jugador, que también estaba en juicio, fue absuelta de la acusación de secuestrar al niño.

El cuerpo de Samudio nunca fue encontrado, pero el primo del guardameta le dijo a la corte que Samudio había estado exigiendo dinero para mantener a su hijo y que había ayudado a desmembrar su cuerpo para dárselo como alimento a los perros.

En un sorprendente giro de los acontecimientos, Bruno fue puesto en libertad el mes pasado por un tecnicismo, mientras que sus abogados preparan una apelación.

Eliza Samudio

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7

Fiesta en Casa

Fiesta en Casa