Internacional

Peña Nieto le dice a Trump “México jamás pagaría por un muro”

El presidente de México dio sus declaraciones después de la conferencia de prensa ofrecida por Trump

México da un profundo rechazo a los planes del presidente electo, Donald Trump, quien pretende construir un muro para frenar la entrada de migrantes a Estados Unidos, y todavía exige que el país mexicano pague por dicho muro.

Peña Nieto pide respeto para los mexicanos y su dignidad, “En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos. No son negociables principios básicos, como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales. Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro, que México, por supuesto, no pagará”, afirmó.

En septiembre del año pasada Nieto coloco un tuit afirmando que no cederían a pagar el muro, y ayer volvió a confirmar sus declaraciones.

 

Trump en su conferencia también advirtió que no esperarían a que México aceptará, sino que comenzarían a construirlo y luego el país vecino lo pagaría.

Golpes al comercio de México

A esto se suman los anuncios de castigos fiscales, que han logrado que gigantes como Ford den marcha atrás a su proyecto de invertir 1.600 millones de dólares en San Luis Potosí, o que Fiat Chrysler considere una “locura” ampliar su industria en México. Y a lo cual, Peña Nieto también hizo hincapié, que su gobierno impulsará una negociación abierta y completa, “todos los temas que definen nuestra relación bilateral están sobre la mesa, incluyendo seguridad, migración y comercio”.

“El tratado de libre comercio que se establezca con América del Norte estará marcado por la búsqueda de “acuerdos que den certidumbre a la inversión y al comercio entre México, Canadá y Estados Unidos y que esta certidumbre se extienda a las empresas que han elegido a nuestro país como destino de inversión y plataforma productiva y de exportación”, añadió Peña Nieto.

En su defensa de los intereses nacionales, Peña Nieto hizo públicos los objetivos que espera lograr en la negociación más difícil de su sexenio:

  1. El compromiso de Estados Unidos para “trabajar de forma corresponsable” en detener el tráfico ilegal de armas hacia México y en “frenar el dinero de procedencia ilícita que reciben las organizaciones en nuestro país”.
  2. La repatriación de personas indocumentadas debe garantizar “un trato humano y el respeto a los derechos de los migrantes mexicanos”. Peña Nieto, además, insistió en que “ambos países tenemos una responsabilidad compartida sobre el creciente flujo de indocumentados extranjeros que cruzan el territorio mexicano en su afán de llegar a Estados Unidos”.
  3. México está buscando la manera de aumentar la inversión en infraestructura y tecnología “para que nuestras fronteras sean más seguras, modernas y eficientes”. Lo anterior con la clara intención de facilitar el comercio bilateral y reducir los tiempos de espera en los cruces fronterizos.
  4. Mantener “el libre flujo de remesas de nuestros connacionales en Estados Unidos que sumaron ya más de 24 mil millones de dólares a noviembre del año pasado” y que representan el sustento “de millones de familias mexicanas.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7