Vida Virales

‘Para mí siempre serás mi bebé’: las frases que nuestras madres nos dijeron alguna vez

madres y sus dichos

Todos crecimos escuchando tantos dichos de nuestras mamás, en honor a su DÍA, es imposible no recordarlos y volver a vivir esos hermosos momentos

Algunas de estas frases nos hicieron llorar, reír, sentirnos protegidos y otras… morirnos de miedo porque nos aseguraban un castigo. Aquí te citamos unas cuantas, que las mamás repiten tanto, que se han hecho famosas:

“Sana sana, colita de rana…”

Esta era la primer “medicina” aplicada por nuestras madres para tratar de aliviar un dolor o una herida y hacernos sentir mejor.

“Crees que yo nací ayer”

En el fondo todo sabemos que a ELLAS, no las podemos engañar.

“Me llamas cuando llegues “

Sí, podrás ser un “viejo” o “vieja” pero ten por seguro que siempre se va a preocupar porque llegues bien.

“Cuando tengas mi edad vas entender muchas cosas”

Siempre las madres “viendo el futuro”

“Para mí siempre serás mi bebé”

Cuando se resisten a que tenemos que crecer…

“No se dice qué, se dice mande”

Siempre recordándonos los buenos modales

“Porque yo digo y punto”

Por si se nos olvidaba quién manda.

“¿Yo estoy pintada o qué?”
“No te mandas solo”

Esas veces que intentamos desafiar su autoridad.

“Espérate que lleguemos a la casa”

Muchos llorábamos desde antes de llegar… porque seguro “chancletazo” o la faja de nuestro papá.

“Cuando tú vas yo ya vengo de regreso”

¡Nunca, nunca, nunca, te creas más listo(a) que ella!

“¿Y es que soy criada tuya o qué?”

Era momento de levantarte a “buscar qué hacer”

“Cuando trabajes entonces vas a saber lo que cuestan las cosas”

Esta no fallaba en su intento de aprender a valorar

“Cuando me muera vas a llorar lágrimas de sangre”

Y era imposible no sentir remordimiento…

“Y si voy y lo encuentro, ¿qué te hago?”

Cuándo no dábamos con algo que nos mandó a buscar

“¡Ahora sí te voy a dar motivos para que llores!”

La respuesta a nuestras “lágrimas de cocodrilo”

“Pregúntale a tu papá”

Lo más difícil para pedir un permiso

“Voy a contar hasta tres: unoooo, dooooos…”

Era aquí cuando nos convertíamos en flash… una total carrera contra el tiempo

“Mejor hubiera parido un rollo de alambres”

Sí, es cruel lo sé… pero muchas madres lo dicen, pero no te preocupes que no hablan en serio. ¡Ella te ama!

“Está lloviendooo… “meté la ropaaaa”

Aquí otra vez nos convertíamos en flash

Nuestras madres son increíbles y aunque a veces se enojen o no importa cuanto nos regañen, ellas siempre quieren lo mejor para nosotros.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp