Davivienda
Internacional Sucesos

Médico es acusado de matar a pacientes con Covid-19 para desalojar las camas

Ikal Cablecolor nicky

Un médico italiano es acusado de asesinar a dos pacientes con Covid-19, logrando esta acción, mediante la aplicación de una sobredosis mortal de anestésico, con el despiadado objetivo de despejar las camas de la sala.

Este inhumano acontecimiento tuvo lugar en un centro hospitalario en la localidad de Montichiari, a poca distancia de Brescia, en el norte de Italia.

El supuesto sospechoso culpado de homicidio voluntario, responde al nombre de Carlos Mosca, de 47 años de edad y de origen italiano.

Lea También: APOCALÍPTICO: “A más de 2 millones de hondureños ya les dio COVID-19”, asegura médico hondureño

De igual manera, es el asignado jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital. Sin embargo, por el momento está bajo arresto domiciliario mientras se lleva a cabo el proceso de investigación.

Según el reporte de las autoridades, los fallecidos, Natale Bassi de 61 años Angelo Palettis 80 años, recibieron “una cantidad excesiva de analgésicos y relajantes musculares que se utilizan normalmente cuando los pacientes requieren intubación”.

Lea También: Salud anuncia el retorno de las brigadas médicas contra la COVID – 19 en la capital

Evidencia recolectada

Dentro de las pruebas que involucran a Mosca, están unos mensajes de WhatsApp intercambiados entre un par de enfermeros. “No puedo aceptar matar pacientes solo porque quiere liberar camas”, le escribió uno de ellos, “estoy de acuerdo, está loco”, respondió el otro.

Además, una de las enfermeras envió a otro colega, una foto que tomó de las drogas usadas por Carlos, preguntándole si a él también le había ordenado aplicar este fármaco.Lo siento, pero no sé qué pensar, porque parece normal para todos aquí”, apuntó.

Le  puede interesar: Francia, Italia y Alemania suspenden uso de vacuna de AstraZeneca

A lo que le respondió que sí se lo había pedido a él también, pero se negó a hacerlo y le indicó al galeno la hospitalización de los enfermos, ya que “todavía había camas disponibles”.

Por otra parte, la conducta de Carlos Mosca, añadió fuerza en su contra, ya que, según testimonios, el médico pidió reiteradamente que lo dejaran sólo con los pacientes, quienes murieron al instante después de encontrase estables.

Asimismo, el acusado actuó “no debido una intolerable ligereza, imprudencia o inexperiencia inexcusable” sino “con plena conciencia de los presupuestos de su conducta” y con “la voluntad de matar”, enfatizó Angela Corvi, jueza asignada al caso.

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras