Nacionales

Los presos ya tienen “celdas para meditar” en la cárcel de Támara

Ikal Cablecolor

Las autoridades del Centro Penitenciario Nacional de Támara, decidieron poner cuatro “celdas de meditación” a los reclusos para que reflexionen sobre sus acciones y delitos que han cometido.

Asimismo, indicaron que a las celdas irán las personas que se comporten de forma agresiva con los que están a su alrededor, y recibirán ayuda psicología.

Lea También:ATIC llama a declarar al Capitán Santos Orellana, investigado por dos muertes

Cabe señalar, que estas tienen lavamanos, sanitarios de acero inoxidable y lámparas antivandálicas sin circuito eléctrico para evitar un percance.

Por otra parte, las personas al mando del INPT, expresaron que la creación de estas habitaciones, no son para castigar a los presos, sino, para que mediten las consecuencias que pueden llegar a tener sus actos.

Además, uno de los oficiales, indicó que este nuevo módulo tiene estándares internacionales y seguridad, “cumple con las reglas mínimas establecidas para la convivencia de las personas privadas de libertad”.

Lea También:En menos de 24 horas, nueve hondureños fallecieron por COVID-19 en el IHSS

En cuanto a nuevas infraestructuras, varios centros penitenciarios en Honduras trabajan en proyectos para mejorar las condiciones de las cárceles.

Sobre todo, nuevas cocinas, dormitorios, bodegas para guardar alimentos, elaboración de mejores camas, entre otras cosas.


Le puede interesar:

Conozca cómo distinguir si tiene resfriado, alergia o COVID-19

Tras detectarse el COVID-19 cualquier síntoma lo relacionamos con el virus, tales como fiebre, tos seca, dolor de garganta o pecho y problemas para respirar, pero no son los únicos y tampoco son los exclusivos de esta enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que las enfermedades alérgicas se encuentran entre las seis patologías más frecuentes del mundo, puesto que, entre 400 a 600 millones de personas sufren de rinitis alérgica.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

El Milagro
Abracemos a honduras