Nacionales

La odisea haitiana en Honduras: del ingreso irregular a la incertidumbre

haitianos en Honduras
La hija del E.

Cientos de migrantes haitianos que tratan de cruzar Honduras rumbo a Norteamérica tienen que entrar al país por puntos ciegos y, en la mayoría de casos, son interceptados por el Instituto Nacional de Migración (INM), desde donde solo se les ofrece incertidumbre.

Una zona boscosa de Trojes, en El Paraíso, que divide a Honduras de Nicaragua, se ha convertido en un “punto ciego” de las autoridades migratorias a través del cual los haitianos que buscan el sueño americano logran acceder a un país en el que, desde inicios de 2021, solo han encontrado trabas legales y consternación.

El ingreso por esta zona está ya de por sí marcado por conductas desleales de parte de los hondureños. Personas que prestan un servicio ilegal de transporte alargan el viaje hasta el destino final para cobrarles de más, un promedio de 150 dólares por persona.

Los migrantes encuentran en el país quizás el punto más engorroso de su difícil trayecto.

Lo que resta es el azar; aquellos que tienen suerte logran tomar un transporte hasta Danlí para seguir su camino, o son llevados por conductores de carros pailas que les hacen el favor de llevarlos.

Sin embargo, los que son interceptados ven el panorama mucho más desesperanzador. Son transportados a albergues improvisados en escuelas de la zona y, luego, movilizados a Tegucigalpa, en donde se les da un salvoconducto que, básicamente, les da un lapso de 5 días para abandonar el país antes de ser detenidos.

Lea También: ¡CONMOVEDOR VÍDEO! Niña desaparecida en caravana de migrantes se reencuentra con su madre

El color de piel, una marca

haitianos honduras

El pasado 16 de junio, circuló una noticia sobre la detención de 23 migrantes extranjeros, casi todos de Haití, que eran llevados por dos presuntos traficantes, justo antes de alcanzar el ansiado destino siguiente: Guatemala.

Para los oficiales de migración o de la policía hondureña resulta fácil identificarlos por su piel negra, estigma que ha sido utilizada incluso para girar instrucciones en contra de su movilidad.

Dieciséis días después de la detención, el 2 de julioOnce Noticias informó sobre una penosa situación acaecida en las terminales de buses de El Paraíso, en donde las empresas de transporte recibieron instrucciones de no venderle boletos de autobús a “los negros”.

“Nosotros somos negros, pero los negros no somos perros”, expresó en ese entonces uno de los afectados.

CC IK poder del amor

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario