Deporte Internacional

La diosa cibeles se prepara para recibir al Real Madrid

El equipo merengue venció contundentemente al Celta de Vigo y un empate sería suficiente para llevarse la liga este fin de semana

El Real Madrid está a 90 minutos de proclamarse campeón de Liga. Tras la goleada conseguida ante el Celta en Balaídos, el equipo de Zinedine Zidane está a un punto de certificar matemáticamente su título número 33 del campeonato nacional. El último obstáculo que le queda al Real Madrid es el Málaga de Míchel, su rival de la última jornada.

Cristiano Ronaldo parece estar más fresco que nunca y carga al Real Madrid que busca su campeonato número 33 en España.

Los merengues dependen de sí mismo para lograr un título que se le resiste desde la temporada 2011-12 y que ya empieza a saborear. Las opciones del Barcelona para ganar la Liga pasan por vencer en su partido ante el Eibar y esperar a que el equipo madridista pierda en su visita a La Rosaleda.

Lea También: Imágenes que no viste de la clasificación del Real Madrid

Con Cristiano en el campo el Madrid es imparable

El Real Madrid afrontará como líder en solitario la última jornada de La Liga Santander tras ganar este miércoles por 1-4 al Celta en el partido pendiente de la vigésima primera fecha. Cristiano Ronaldo adelantó a su equipo en el minuto 10 con un zurdazo desde la frontal del área tras un jugada por la izquierda de Isco Alarcón. El delantero portugués anotó el 0-2 en el 48 al culminar un contragolpe conducido por Isco.

La pólvora regresó para el francés Karim Benzema en la tercera anotación del equipo blanco en balaídos

El Celta acortó distancias en el 69 con un tanto del sueco John Guidetti, cuyo disparo lo desvió al fondo de las mallas el defensa blanco Sergio Ramos.

Un minuto más tarde llegó el 1-3, obra del francés Karim Benzema al rematar libre de marcaje y desde cerca un servicio por la izquierda del brasileño Marcelo. El definitivo 1-4 lo marcó el alemán Toni Kroos en el 88. El Celta jugó injustamente con uno menos desde el minuto 62 debido a la expulsión por doble amonestación de Iago Aspas que recibió una falta dentro del área que el árbitro consideró como simulación y sin pensarlo envío a las regaderas al talentoso delantero gallego.

 

Publicidad

Agréganos a Whatsapp