Davivienda
Deporte Internacional

Karius le deja en bandeja de oro la decimotercera Champions al Madrid

Ikal Cablecolor nicky

El guardameta alemán fue el mejor aliado que tuvo el conjunto merengue en esta nuevo título de Europa conseguido en tierras ucranianas.

Karius tuvo dos errores garrafales pero el último es imperdonable.

 

Otra Champions League para el Real Madrid, al que se le juntan todos los astros cuando de jugar estas finales se trata. El Liverpool se presentó como un señor rival, pero la temprana lesión de su estrella, Mohamed Salah, y las ‘cantadas’ más propias de Eurovisión que de una final de la Champions de Karius hicieron el resto.

El primer gol del Real Madrid cayó gracias a un ridículo error del arquero alemán Karius

 

La decimotercera del Madrid vino envuelta en papel de regalo. El que le brindó en bandeja el portero alemán del Liverpool a los blancos. Sus errores fueron en los momentos más determinantes de un partido que no fue nada fácil para el equipo de Zinedine Zidane.

El empate lo hizo Mané, unos minutos después del primer gol merengue.

 

Y eso que apretó, y de lo lindo, el Liverpool en los minutos iniciales. Mejor puesta en escena, sin duda, la de los ‘reds’ ante un Real Madrid agarrotado y sin salida de balón. Jürgen Klopp empezó ganando la primera batalla, con una presión agobiante y acertadas recuperaciones de balón. Pero los primeros acercamientos fueron solventados primero por Keylor Navas y después por un oportuno Varane.

Lea También: Reyes de Europa: el Real Madrid hace historia y se convierte en tricampeón de Champions

Diez minutos de reloj tardó el Real Madrid en asomar la cabeza. Lo hizo Marcelo, siempre activo en ataque. Cinco minutos más son los que concedió Cristiano Ronaldo en aparecer. El portugués se la jugó en acción individual y chutó alto. Zidane apostó por el once que se esperaba, con Isco en la mediapunta y en punta CR7 y Benzema. Gareth Bale fue el sacrificado.

Gareth Bale Marcó un soberbio gol de chilena para dejar helados a los ingleses.

 

Nada que hacer para la zaga del Liverpool. Los defensas se pueden emplear a fondo, pero con un portero como Karius es muy difícil. Se ‘comió’ el tercero ante el chut con efecto de Bale y se acabó el partido. Imperdonable en una final de la Champions League, como que salga un espontáneo en la última jugada del partido, cuando Cristiano buscaba su gol. El portugués se quedó con las ganas y con un mensaje enigmático sobre su futuro en la ‘casa blanca’.

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras