Reportajes Turismo

JOYA NATURAL: San Juancito, pueblo con historia que vale su peso en oro

Localizado entre el parque nacional La Tigra y Tegucigalpa, se encuentra la aldea que pertenece al Distrito Central cuyo pasado lleno de esplendor aún se puede apreciar.

Hace más de un siglo, San Juancito fue el primero en contar con tecnologías que hacían ver a la capital del país como un pueblo.

Para empezar, fue el primer lugar del país en contar con energía eléctrica, ya que se instaló la primera planta hidroeléctrica en Honduras, cuyos vestigios aún permanecen.

La historia se remonta al año de 1880, cuando la empresa Rosario Mining Company llega a este encantador paraje del departamento de Francisco Morazán.

Millares de trabajadores pasaron por esta bocamina.

Pues las entrañas de sus montañas, hoy perteneciente al Parque Nacional La Tigra, guardaban abundantes yacimientos de oro, plata, zinc, entre otros metales.

Debido a su importancia, fue en esta región donde se construyó el primer consulado de Estados Unidos en Honduras, dicho edificio permanece en pie.

San Juancito se encuentra a 34 kilómetros por carretera al norte de la capital,  para llegar allí, primero pasa por Valle de Ángeles y Santa Lucía.

Su atractivo turístico permanece intacto, adornado por las viviendas que fueron habitadas por los ejecutivos de La Compañía.

El clima predominante durante el año es muy fresco, su altitud es de 1.239 metros sobre el nivel del mar y rodeado de abundante vegetación.

Lea También: Las impresionantes cuevas de Pencaligüe

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Calle 7