Nacionales

Indignados y con temor se encuentran los papás de las niñas desaparecidas en Santa Bárbara.

Aunque doña Delmi,  la madre de las niñas afirma que se trata de ellas por la ropa encontrada, será medicina forense quien lo confirme.

Momentos de hermetismo, temor e indignación viven los padres de las jovencitas Noelia Giselle, de 15 años, y Astrid Danelia Vallecillo Muñoz, quien cumplió 12 años estando desaparecida, luego que el día de ayer se encontraran dos osamentas que ellos consideran que pertenecen a sus hijas.

Los restos óseos fueron descubiertos por vecinos de la comunidad de Los Pinos en Las Vegas, Santa Bárbara, situada a sólo 10 minutos del centro de la ciudad, por lo que la Policía de inmediato se trasladó al lugar y se comunicó con los padres de las niñas para que identificaran los elementos encontrados en la escena.

La madre de inmediato afirmó que se trataba de ellas, luego que vio una pequeña blusa y un par de tenis que aseguró le pertenecían a Astrid Danelia.

Casa de habitación de las niñas en Las Vegas, Santa Bárbara.

No obstante, esto no se puede dar por hecho hasta que los especialistas de medicina forense hagan las pruebas científicas correspondientes.

Para ello, la tarde de ayer jueves 4 de mayo, dos equipos especializados se trasladaron hasta Las Vegas, Santa Bárbara, a hacer el levantamiento respectivo y para recabar cualquier evidencia que se pudiera encontrar en el entorno.

¿Irresponsabilidad Policial?

Lo que más ha indignado a la población son las declaraciones vertidas por la Policía Nacional de este municipio, quienes, luego de guardar silencio en los más de 60 días que las niñas llevan desparecidas, ahora que han encontrado estas osamentas indicaron que la principal hipótesis que manejan es que las jovencitas eran simpatizantes de una pandilla.

Este argumento, divulgado sin ninguna prueba que lo sustente, ha molestado a los padres y familiares de las niñas, ya que aseguran que ambas eran muy obedientes y hogareñas, dedicadas al estudio.

El profesor Rubén Vallecillo y Delmi Muñoz, padres de las jovencitas.

Los hechos

La señora Delmi Muñoz, madre de las niñas, revive lo que ocurrió esa oscura noche del lunes 27 de febrero: “Eran las 8:10 de la noche, las mandé de mi oficina, localizada frente al parque central de Las Vegas, al Supermercado Yesenia a hacer unas compras. Cuando ya había pasado media hora empecé a preocuparme, por lo que decidimos ir a buscarlas. Increíblemente nadie nos pudo dar razón de ellas. Pareciera que se las hubiese tragado la tierra. Desde ese momento no hemos tenido un minuto de paz”, agrega.

Manifiesta que ambas niñas han mostrado siempre un buen comportamiento, son respetuosas y nunca suelen ausentarse de casa, mucho menos por un tiempo tan prolongado, por lo que toda la familia se alarmó desde el día en que desaparecieron. Aunque no cuentan con pruebas fehacientes, se cree que las jovencitas fueron obligadas a abordar un vehículo.

Un par de soñadoras

Doña Delmi manifiesta que Astrid Danelia estaba cursando el primer año de ciclo común y Noelia Giselle estaba en primer año de la carrera de Bachillerato en Ciencias y Humanidades. Ambas estudiaban en el instituto público Tiburcio Carías Andino de Las Vegas.

Recordó que una de las ilusiones de su hija Astrid Danelia era ser doctora y Noelia soñaba con ser abogada. A Astrid Danelia le gustaba dibujar, Muñoz dijo que era muy cariñosa con ella y su papá. También era activa e inteligente, al igual que su hermana.

El comportamiento de Noelia no era parecido al de Astrid, ya que esta última era tímida e introvertida. A Noelia le gustaba la gimnasia rítmica y representaba al colegio en competencias de ese tipo.

Lea También:   ¡Alarmante! Son 4 jovencitas las desaparecidas en Las Vegas, Santa Bárbara, en solo 4 días

Se sospechó que habían sido raptadas por una red de trata de personas

En su momento, entes especializados en este tipo de casos sospechaban que las señoritas habían sido presa de una red criminal dedicada a la trata de blancas (comercio ilegal de seres humanos).

Bajo este contexto, la licenciada Miroslava Serpas, del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH), había manifestado a Once Noticias que en nuestro país hay una fuerte presencia de estos grupos criminales que están confabulados con el crimen organizado de la región, que pasan por Guatemala y que tienen como destino final México.

Indica que una vez allá, estos antisociales utilizan a sus víctimas en las diferentes modalidades de la trata de personas, como ser la explotación sexual, los trabajos forzados y la comisión de todo tipo de actos ilícitos.

Afirma que sospechaban que este es el caso de las hermanas porque cumpleía con todos los indicios de ser un caso de trata de personas Bajo este contexto, refiere que Nohelia y Astrid son dos jovencitas que contaban con el cariño y la protección de sus padres, quienes las han formado bajo principios y valores.

Además, refiere que desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos, ya que sólo las enviaron a dos cuadras de la oficina donde ofrecen servicios secretariales a que realizaran una compra en el supermercado, a donde entraron e instantes después salieron.

Les ha cambiado la vida

Doña Delmi dijo que son más de dos meses de angustia que han vivido al no saber nada de sus hijas. Refirió que su esposo, Rubén Vallecillo, quien es maestro de educación, y ella han suspendido sus labores para dedicarse por completo a buscar a sus hijas y no pierden las esperanzas de que estén vivas.

Expresó que no hay motivo para que les quiten la vida a sus hijas porque ellos no tienen problemas con nadie, y que ellas son cipotas dedicadas a sus estudios y le ayudaban a ella en la oficina de asuntos legales que tiene en Las Vegas. El papá de las dos hermanas contó que la vida les ha cambiado por completo con el desaparecimiento de sus hijas. “Nuestra vida sin ellas ha perdido sentido. Los días sin ellas no son iguales”, expresó con angustia Vallecillo.

Las osamentas fueron trasladadas a Medicina Forense de San Pedro Sula, donde les harán los análisis respectivos para establecer la identidad.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp