Internacional Titulares

Impactantes historias de hondureños que viajan en la caravana migrante

Madres solteras, jóvenes, niños que huyen de la violencia en sus países. Vienen de Centroamérica y cerca de 200 de ellos continuaron el viaje hacia Estados Unidos y ya se encuentran en Tijuana, listos para pedir asilo.

La historia de Génesis: una joven madre soltera que viaja con su bebé de un mes de nacido en busca de una “mejor vida”.

cortesía univision

Lea También: ¡ÚLTIMA HORA! Primeros 50 integrantes de la caravana de migrantes ya ingresó a Estados Unidos

Laura es madre soltera con cuatro hijos menores. Salió de La Ceiba, en la costa atlántica de Honduras, después de que un grupo del crimen organizado mató a su hermano y comenzó a amedrentarla, con amenazas.

“Lo más difícil fue cuando hace unas semanas le metieron fuego a mi casa”. Ese incendio, según cuenta, le causó quemaduras a una de sus hijas. La certeza de que los pandilleros continuarían con los hostigamientos hizo que la familia prefiriera salir de Honduras y atravesar Guatemala para unirse a la caravana en la frontera con México. “Me vine con mis cuatro hijos para no arriesgarlos. En Honduras corren peligro”.

caravana migrantes

Kevin, un jovencito de apenas 15 años, que quiere llegar a Estados Unidos para estudiar.

En Choluteca, Honduras, las pandillas le impedían ir a clases y aunque le permitían trabajar como peón, a menudo le quitaban lo que ganaba.

“Querían el dinero para comprar drogas. Yo sé que al llegar a EEUU voy a tener que trabajar para poder estudiar, porque no va a ser gratis, pero valdrá la pena”. Lo primero que desea es que le den el permiso de entrar al país y luego a la escuela: “De ahí, vamos a ver qué es lo que me puede gustar. Tal vez estudiar para ser doctor o maestro”.

caravana migrantes
Lea También: Caravana de migrantes llega a Estados Unidos y se dispone a cruzar

El es Ángel, un  jornalero decidió huir de su casa en el central departamento de Yoro, en Honduras, tiempo después de que pandilleros de la MS-13 mataran a su hermano.

“Era un profesor rural que no se metía con nadie, así que no sabemos el motivo”. Dos meses más tarde, los mismos criminales asesinaron a su sobrino y le advirtieron que le pasaría lo mismo si no obedecía todo lo que le pedían que hiciera. Así que decidió marcharse; en la huida, recorrió diversos pueblos de Honduras.

Entonces, los pandilleros decidieron ser más crueles: “Golpearon y violaron a mi madre, una mujer de 87 años, porque querían que les dijera dónde estaba yo, para hacerme regresar; yo tengo pruebas de todo eso, fotos del hospital”. Como no podía trabajar de manera estable, decidió unirse a la caravana con su hijo de 5 años.

“Esperamos que nos concedan asilo. Si nos lo niegan vamos a estar en mucho peligro, pero si lo conseguimos, vamos a ver cómo vamos a ayudar a los demás en la familia”.

caravana migrantes

Esta es la realidad de miles de hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que viajan en la caravana huyendo de la pobreza y inseguridad que impera en estos países.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp