Internacional Titulares

IMÁGENES: Nicaragüenses exigen la liberación de los presos políticos y le gritan a Ortega: “No tenemos miedo”

Pobladores de las principales ciudades de Nicaragua, salieron a las calles para exigir justicia y libertad.

Miles de nicaragüenses, en todo el país, cobijados con la bandera azul y blanco de la patria, salieron a las calles a demandar libertad y justicia para los cientos de presos políticos y detenidos ilegalmente por el régimen, en el marco de las protestas sociales que exigen democracia en Nicaragua.

crisis en Nicaragua

“¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! ¡Libertad por nuestros presos políticos! ¡No tenemos miedo!”, exclamaban miles de ciudadanos que colmaron la Carretera Masaya.

La marcha, denominada “Libertad por nuestros presos políticos”, tenía por fin demandar la liberación de los más de 130 presos políticos que mantiene el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana.

“Como ciudadanos de Nicaragua estamos aquí para demandar la libertad de los presos políticos y demandar libertad institucional, donde a todos los nicaragüenses se nos respete nuestras libertades. El pueblo demuestra una vez más que no tiene miedo y aquí está en la calle”, dijo Enrique Bolaños Abaunza, hijo del expresidente de la República Enrique Bolaños Geyer.

Alzando la bandera azul y blanco de Nicaragua, los autoconvocados exigieron al régimen de Ortega y Murillo el cese de la persecución judicial y la liberación de los detenidos por protestar.

“Son presos políticos”

Por su parte, Marcos Carmona, director ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), expresó que los ciudadanos que están detenidos por el régimen de Ortega y Murillo son presos políticos.

“Todos son presos políticos. Los delitos imputados son inexistentes y además esos delitos el régimen los inventa para tratar de atemorizar al pueblo de Nicaragua, para que no haga uso de su derecho a la protesta pacífica”, refirió el defensor de los derechos humanos.

Carmona explicó que la institución que dirige tiene bien documentado los abusos a los ciudadanos privados de libertad y que serán expuestos ante los organismos internacionales de los derechos humanos.

Violencia en Nicaragua

“Todos estos atropellos a los derechos humanos podemos decir con firmeza que son los primeros presos políticos y todo esto lo vamos a presentar ante las Naciones Unidas”, aseguró Carmona.

Don Róger Martínez, de 64 años, viajó a Managua desde El Viejo, Chinandega, para participar pidiendo la libertad de su nieto.

“Yo en realidad me vine desde El Viejo, porque tengo un nieto preso injustamente. Es bárbaro este Ortega porque él vivió prisión injusta con Somoza, pero aquí parece que él se le robó el mandado a Somoza porque trata con odio a nuestros hijos y nietos”, expresó Martínez, sosteniendo en sus manos la bandera azul y blanco.

Muestra de civismo

La concentración fue una muestra más de civismo al caminar de forma pacífica, con banderas de Nicaragua, pañuelos y camisetas azul y blanco, de la mano de hijos o al lado de padres, amigos y abuelos, exigiendo vivir en un país libre, donde no se reprima por solo ejercer el derecho a la protesta.

La masa azul y blanco copó todos los carriles que bajan de la Carretera a Masaya y después de caminar por unas dos horas se concentró en la rotonda Rubén Darío, donde se entonó el Himno Nacional y se demandó libertad para los presos y verdadera justicia para quienes han disparado contra el pueblo nicaragüense.

Ernesto Medina, rector de la Universidad Americana (UAM), participó en la marcha y expuso que era una muestra más del rechazo popular hacia la política de terror que el régimen apuesta para aplacar las protestas.

“Con este tipo de demostraciones, más la presión internacional, el Gobierno tarde o temprano tiene que darse cuenta que es imposible pretender ignorar la voluntad y el clamor de la gente y que tendrá que sentarse a buscar una salida”, dijo. “Creo que además que un derecho, tenemos ahora muchísimas razones para protestar: los presos políticos, los muchachos que están siendo perseguidos, detenciones injustas, la presencia todavía de paramilitares, una crisis económica que se está agravando”, destacó Medina.

La marcha se realizó pese a la presencia policial intimidante sobre la ruta y a la contramarcha que el partido de gobierno realizó con trabajadores del Estado, fanáticos del orteguismo y estructuras partidarias a sueldo que se concentraron en la rotonda Metrocentro y avanzaron hacia la rotonda de Plaza Inter.

La multitudinaria concentración cívica se desarrolló con tranquilidad, pese a la intensa campaña de terror, persecución, capturas, amenazas y acoso que ejecuta el gobierno totalitario contra los ciudadanos que demandan democracia. Para este domingo está planificada una segunda jornada de manifestaciones en Managua, Jalapa, Chichigalpa, Madriz, Nueva Segovia y Jinotega.

En otras partes de Nicaragua

Nicaragua Ortega

Daniel Ortega y Rosario Murillo no solo vieron al pueblo marchar contra ellos en Managua, porque de manera simultánea lo hizo en Bluefields, Chinandega, León, Estelí y Matagalpa, donde en esta última ciudad hubo una ataque de simpatizantes del Gobierno que dejó un muerto y al menos dos personas heridas.

Lea También: (VIDEO) Crisis en Nicaragua: Gobierno de Ortega rechaza comisión especial de la OEA

La marcha en Bluefields fue por la liberación de Glen Slate y Brandon Lovo, acusados de asesinar al periodista independiente Ángel Gahona.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp