Davivienda
Nacionales Sucesos

Hombre hiere de gravedad a su padre con un machete, su objetivo era matarlo

machete
Ikal Cablecolor nicky

Un hondureño se debate entre la vida y la muerte luego de recibir varios machetazos a manos de su propio hijo en La Campa, Lempira.

Hasta el momento, no se ha revelado los motivos que llevaron al jornalero de 25 años atacar a su propio progenitor.

Las personas que observaron el hecho alertaron a la policía, que al poco tiempo llegó al sector de San Rafael, logrando la captura del joven.

Lea También: A 15 años de cárcel condenan a joven que mató a su hijo porque “no se parecía a él”

Asimismo, se llegó a tiempo para que no continuara con la agresión, y la víctima fue trasladada de emergencia a un centro asistencial donde lucha por su vida.

El joven tendrá que responder ante la justicia hondureña por el delito de parricidio en su grado de ejecución de tentativa.


Hondureño no vidente mató a su esposa por celos mientras dormía y luego se llevó a su hijo

Un hombre no vidente mató a disparos a su esposa mientras esta dormía, luego de tener una discusión aparentemente porque ella hablaba con otro sujeto de Estados Unidos.

El sujeto identificado como Juan Izaguirre, quien residía en la aldea Los Pintores en Lamaní, Comayagua, junto a su esposa Elsa Galeas Cruz, donde luego de atacarla a disparos se llevó a su hijo menor de 10 años.

esposa

De acuerdo a los familiares de la ahora fallecida, Izaguirre, quedó ciego desde hace alrededor de dos años, debido a un problema de azúcar.

Lea También: Capturan menor de edad por violación en Atlántida

Sin embargo, ellos dudan si en verdad perdió la vista, por lo sucedido, “él decía que no miraba, pero con esto que hizo ya no estamos seguros que en verdad esté ciego”.

Miembros de la Policía Nacional, dieron con el paradero de Izaguirre, quien confesó que sí había asesinado a su esposa por celos, “si, me avergüenzo, nos peleamos y ya días estamos en eso”.

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Davivienda
El Milagro
Abracemos a honduras