fiestas-patrias
Nacionales

GALERÍA | Honduras da el doloroso último adiós a Sor María Rosa

Sor María
castgo castgo

El pueblo hondureño despidió con dolor en el corazón a Sor María Rosa Leggol, quien a sus 93 años y tras unas semanas con su salud delicada, ahora se encuentra con el santísimo.

Sor María Rosa, en 1966 fundó la Sociedad Amigos de los Niños, una casa hogar que hasta la fecha brindó refugio a más de 100 mil infantes desposeídos.

Lea También: Sor María Rosa, protectora de los niños y aficionada del Motagua

Debido a su servicio en favor de los más pequeños del país se ganó el calificativo de “La Madre Teresa de Honduras”.

La franciscana murió este viernes 16 de octubre, por las secuelas que dejó en su organismo la COVID-19, enfermedad de la que había sido dada de alta hace unos días.

Sin embargo, falleció rodeada de muchas personas que la apreciaban, entre ellos, muchos hombres y mujeres que ella educó.

En el transcurso de este día de luto, se realizaron muchos eventos de índole religioso para honrar su memoria y pudiera ser despedida como se merece.

Lea También: Sor María Rosa y su legado que vivirá por siempre en el corazón de los hondureños

El último adiós

Al final de la jornada, trasladaron su cuerpo a Basílica de Suyapa, donde Honduras se despidió por última vez de Sor María en una misa oficiada por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez.

Rodríguez manifestó, “dichosos los que mueren en el señor y no se presentan ante él con las manos vacías (…) su memoria será bendita para siempre”.

Lea También: Presidente Hernández lamenta el fallecimiento de Sor María Rosa

Asimismo, explicó que Sor María Rosa se despidió de este mundo con mucho amor a su alrededor, mismo sentimiento que ella sembró en su vida entregada a Dios.

“Esta hermana religiosa que abrazó el crucifijo, que se entregó a Jesús totalmente con los votos de pobreza, castidad y obediencia, llega hasta ésta etapa llena de amor, rodeada de amor y de una cosecha enorme de tanto amor que derramó a favor especialmente de los niños y niñas, muchos de los cuales están hoy aquí” añadió.

Al finalizar la misa, muchos de sus hijos adoptivos, entre lágrimas, cargaron sus restos mortales hasta Jardines de Paz Suyapa.

Momentos después, los asistentes al evento aplaudieron y oraron mientras el ataúd de Sor María descendía al lugar donde su cuerpo descansará en paz.

No obstante, su legado vivirá en muchos corazones y en todos sus proyectos que seguirán vigentes a pesar de su partida.

Lea También: VIDEO: Proponen beatificación de Sor María Rosa

La franciscana nació el 21 de noviembre 1926 en Puerto Cortés y el 13 de junio de 1949 recibió los hábitos como hermana de la orden de San Francisco.

Así Honduras despide a la “madre de muchos” 93 años después de su nacimiento, de los cuales 60 años los dedicó cuidar, criar y educar a miles de menores desamparados.

Sor María

Etiquetas

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

maseca
Abracemos a honduras