Internacional

Fuera del gabinete de Trump el fiscal más duro contra los migrantes

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, presentó este día su dimisión del cargo a petición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Estamos encantados de anunciar que Matthew Whitaker, jefe de gabinete del fiscal general Jeff Sessions en el Departamento de Justicia, se convertirá en el fiscal general en funciones de Estados Unidos”, anunció Trump en Twitter.

“¡Agradecemos -prosiguió el presidente – al fiscal general Jeff Sessions su servicio y le deseamos el bien! Un sustituto permanente será nominado en una fecha posterior”.

El hasta ahora máximo responsable de Justicia del Ejecutivo comunicó su dimisión en una carta enviada al presidente, hecha pública este miércoles, en la que no se precisa la fecha.

“A su petición, le envío mi renuncia”, asegura Sessions en la misiva firmada por él, en la que no hizo ninguna crítica al mandatario y se limitó a agradecer el trabajo realizado al personal del departamento que dirigía.

Sessions, siempre fue considerado como el fiscal más duro contra los migrantes, aquí te mostramos las decisiones mas polémicas:

Sessions contra el DACA.

Jeff Sessions, apoyó la intención del presidente Donald Trump de terminar con el programa de Acción Diferida (DACA), después de que un juez federal reafirmarab su orden al Gobierno de reactivar esa protección migratoria.

“Estamos totalmente en desacuerdo con la decisión del tribunal de distrito en el caso de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. El Departamento de Justicia tomará todas las medidas legales para justificar la rescisión legal de DACA”, señaló Sessions en ese momento en un comunicado.

En este sentido, Sessions consideró  que fue la Administración del expresidente Barack Obama (2009-2017) la que violó su deber de hacer cumplir las leyes de inmigración de EE.UU. al aplicar una política de inmigración “categórica y no policial para un grupo masivo de extranjeros ilegales”.

Además, el fiscal general apuntó que Trump “no solo tenía la autoridad para retirar” ese amparo migratorio, “sino que tenía el deber de hacerlo”.

Sessions a favor del muro.

Jeff Sessions, vinculó el fin de la política de separaciones de niños de sus padres tras entrar como indocumentados por la frontera sur a la construcción del muro ansiado por el presidente, Donald Trump.

“No queremos separar a los padres de sus hijos. Si construimos el muro, si aprobamos una legislación para acabar con la ilegalidad, no nos enfrentaremos a estas opciones terribles”, aseguró el máximo responsable de Justicia sobre la llamada política de “tolerancia cero” de su departamento en los límites con México.

Sessions: No más asilo para migrantes

Sessions ordenó a los jueces migratorios rechazar las peticiones de asilo de aquellos inmigrantes que alegan violencia de pandillas o doméstica, al considerar que se trata de “delitos privados” que no son motivo para otorgar el beneficio migratorio.

“En general, los reclamos de extranjeros relacionados con violencia doméstica o violencia de pandillas perpetrados por actores no gubernamentales no calificarán para el asilo”, escribió Sessions en su decisión.

“El mero hecho de que un país tenga problemas para vigilar eficazmente ciertos delitos, como la violencia doméstica o la violencia de pandillas, o que ciertas poblaciones sean más propensas a ser víctimas de un delito, no puede por sí mismo establecer una solicitud de asilo”, afirmó.

Lea También: Trump destituye a Jeff Sessions, fiscal general de los EE. UU.

En la decisión oficial dada a conocer por el Departamento de Justicia (DOJ) se justifican los aspectos destacados por el fiscal Sessions.

Sessions le declaró la guerra a las ciudades santuario.

Principales estados “Santuario” en EE.UU.

Jeff Sessions, comparó las leyes de California para proteger a los indocumentados con la rebelión de los estados del Sur contra la Unión que dio origen a la Guerra Civil.

Esos son los términos el los que el Gobierno de Donald Trump plantea la batalla que viene. Una batalla que comenzó oficialmente con una demanda de Sessions contra tres leyes de California que, según el Departamento de Justicia, entorpecen la labor de la policía de inmigración.

“California está utilizando todos los poderes que tiene, y algunos que no tiene, para frustrar la aplicación de la ley federal. Pueden estar seguros de que yo voy a utilizar todo mi poder para frenarlos”, dijo Sessions .

Finalmente, Sessions tiene una dilatada trayectoria en el Partido Republicano. Fue durante una década senador por Alabama, el primer destacado miembros de ese partido que apoyó a Trump. Sirvió de puente entre un presidente iconoclasta con la cúpula de un partido reacio a aceptarlo como uno de los suyos.

En los momentos más bajos de la campaña de Trump, como la revelación de una grabación incendiaria con comentarios denigrantes sobre las mujeres, Sessions se mantuvo a su lado.

Publicidad

Agréganos a Whatsapp