Espectáculos

(FOTOS) 11 frases célebres de la inolvidable Diana de Gales

Diana de Gales

Un personaje que aún hoy es recordado con ‘tristeza y cariño’ que murió en un terrible accidente automovilístico en 1997 junto a su compañero sentimental, el multimillonario egipcio Dodi Al-Fayed, convirtiéndola en un mito de la cultura británica.

Lady Di sigue muy presente en la cultura del mundo a través, sobre todo, de sus mensajes. Recordemos 11 de ellos a través de estas súper frases.

Más leído: (VIDEO) Un día como hoy el mundo lloró a la Princesa Diana

“Los abrazos pueden hacer mucho bien, especialmente a los niños”.

Diana de Gales

“Ayudar a los más necesitados es una parte esencial de mi vida, una especie de destino”.

Diana de Gales

“El mayor problema en el mundo de hoy es la intolerancia. Todo el mundo es tan intolerante con los demás”.

Diana de Gales

“Vivo por mis hijos, estaría perdida sin ellos”.

Diana de Gales

“La vida es solo un viaje”.

Diana de Gales

“Llevar a cabo un acto de bondad al azar, sin ninguna expectativa de recompensa, con la certeza de que un día alguien podría hacer lo mismo para usted”.

Diana de Gales

“Si encuentras a alguien que amas en la vida, entonces aférrate a ese amor”.

Diana de Gales

“En este matrimonio éramos tres, demasiada gente”.

Diana de Gales

“Mi título es más antiguo que el tuyo”.

Diana de Gales

“Hay que dejarse guiar por el corazón, no solo por la cabeza… Mi padre me enseñó a tratar a todos por igual y espero que William y Harry sigan mi ejemplo… que traten de entender las inseguridades, emociones, angustias, sueños y esperanzas de los más necesitados”.

Diana de Gales

“Me gusta tocar a las personas, es un gesto que me nace naturalmente, no es premeditado, brota del fondo de mi corazón”.

Diana de Gales

Extra:

“La mayor dolencia que el mundo sufre actualmente es el mal de la falta de amor. Sé que puedo dar mucho a esas personas carentes, por un minuto, una hora, un día o un mes, y es eso lo que quiero hacer. Es preciso que alguien que posea una vida pública pueda dar cariño y afecto a las personas, y hacerlas sentir importantes. Personas como yo pueden apoyarlas y ser una especie de luz en el final del túnel. Para mí ese es el único camino posible”.

“Nada me hace más feliz que intentar ayudar a los más débiles y vulnerables de la sociedad. Si alguien que precisa de mí, me llama, voy a su encuentro no importa donde este. Me gusta tocar a las personas, es un gesto que me nace naturalmente, no es premeditado, brota del fondo de mi corazón. Nunca me consideré a mí misma como la reina de mi país. Me gustaría ser la reina en el corazón del pueblo”.

 

¿Usted qué opina?

Clic aquí para dejar su comentario

Agréganos a Whatsapp