Nacionales

Fenómenos meteorológicos destruyen el 90 por ciento de la red vial en el país

Ikal Cablecolor nicky

El paso de las tormentas tropicales ETA e IOTA, dejaron daños colosales en la red vial del país, esto según titulares de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep).

El titular de INSEP, Roberto Pineda, detalló que el 90 por ciento de la red vial en el país se vio gravemente afectada, especialmente en los departamentos de Olancho, Colón, Gracias a Dios, Atlántida y Yoro.

Lea También: ESCALOFRIANTE: Captan cocodrilo nadando con restos de un cuerpo humano en la boca

Ante tal situación, arguyó que en las próximas horas estarán trabajando en la reparación de las carreteras ya que hay varias comunidades incomunicadas.

En ese sentido, puntualizó hasta la fecha existen un total de 23 puentes totalmente colapsados, pero se tendrá que hacer una evaluación de los daños.

Lea También: Presidente Hernández responde a las preguntas ¿dónde está el dinero y si se va a reelegir?

Por otro lado, Pineda remarcó que la Concesionaria Vial de Honduras (Covi), cubrirá parte de las reparaciones, mientras que la otra parte lo hará el Estado, especialmente en la carretera CA-5 que conecta la capital con la zona norte del país.


Quizás te puede interesar:


Copeco advierte a la población que aún no es seguro regresar a sus casas

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), mediante una comparecencia de prensa comunicó a las personas que desalojaron las zonas vulnerables que todavía no es seguro que regresen a sus viviendas debido los altos niveles de inundación.

El ministro de CopecoMax González, detalló que a pesar de que IOTA salió del territorio hondureño, los remanentes de sus banda generarán lluvias en todo el país, sobre todo en la región norte y occidente.

Lea También: Tormenta IOTA deja al menos seis personas muertas en su paso por Honduras

Además, informó que una de las afectaciones más importantes, es la saturación de suelo, la cual supera el 90 por ciento por las precipitaciones.

“Los niveles de saturación del suelo mayores del 90% representa un riesgo de posibles derrumbes y deslizamientos en casi todo el territorio nacional”, manifestó.

Asimismo, el titular expuso que siguen manteniendo un monitoreo constante de los ríos Chamelecón, Ulúa y Choluteca.

En este sentido, explicó que la crecida del río Ulúa bajará en un lapso de 12 horas, mientras, el Choluteca en un término de 18 horas.

El Milagro
Abracemos a honduras